Celebra Alemania 450 años del nacimiento de Shakespeare

BERLÍN, Alemania.  (NOTIMEX).- Con numerosos actos, representaciones y debates, Alemania celebra estos días un doble aniversario: por un lado, el 450 del nacimiento del dramaturgo británico más universal de todos los tiempos, William Shakespeare (1564-1616) y por otro, el 150 de la Sociedad Alemana Shakespeare, que recuerda su legado.

 Hasta 350 participantes y ponentes llegaron de todo el país, pero también de Austria, Suiza, Inglaterra, Estados Unidos y Australia, para participar en el festejo, contó a medios alemanes el presidente de la Sociedad Alemana dedicada a Shakespeare, Tobias Döring.

 Las actividades de celebración, que tienen su epicentro en Weimar, la ciudad de Johann Wolfgang Goethe y de Fridrich Schiller, incluyen representaciones teatrales, música, debates y un puesto informativo junto al monumento dedicado al poeta en esa ciudad, que se podrán disfrutar hasta el domingo, día en que concluye el programa de las jornadas shakespearianas.

 Weimar tiene un significado especial: allí es donde el poeta Christoph Wieland tradujo al alemán los dramas de Shakespeare y donde Goethe llevó a escena sus piezas teatrales.

 En 1864 fue también en Weimar donde los admiradores del dramaturgo crearon la Sociedad Alemana de Shakespeare, que cuenta con unos dos mil miembros.

 ‘El 150 aniversario es motivo para indagar la tradición de las festividades que organizamos’, dijo Döring, quien apuntó que las festividades, que se celebran desde el siglo XVIII en su ciudad natal de Stratford-upon-Avon, se han convertido en una especie de religión.

 El domingo, el actor y director inglés Sir Kenneth Branagh, de 53 años, recibirá la presidencia de honor de la sociedad alemana. ‘Con Branagh hemos ganado a una personaje que ha reformulado y que cuenta de forma innovadora las piezas de Shakespeare para un nuevo público’, señaló Döring.

 Desde los años 80, Branagh desarrolla como actor y director visiones de las obras de Shakespeare que sacuden a la sociedad, dijo el experto.

 La Sociedad Alemana de Shakespeare se fundó el 23 de abril de 1864, casualmente en la celebración del 300 aniversario del nacimiento de Shakespeare en Weimar, que se había convertido en centro de veneración del dramaturgo en Alemania.

 Fue la primera asociación de carácter científico-literario que se fundó en Alemania. Actualmente la integran unos dos mil miembros, literatos y dramaturgos, así como estudiantes, jóvenes profesores, poetas y admiradores de todas las capas de la sociedad, y cada año coincidiendo con el aniversario se reúnen en Weimar y en Bochum.

 El lema de este año es ‘Celebrating Shakespeare’ (Celebrar a Shakespeare), pero Weimar no es la única ciudad alemana que recordó a Shakespeare estos días; el miércoles, cuando se cumplió el aniversario, Bremen estrenó la obra ‘Wie es Will gefällt’, una comedia de dos horas con la que la compañía teatral de la ciudad del norte de Alemania recordó la vida y obra del dramaturgo.

 En la obra, figuras shakespearianas como ‘Hamlet’ u ‘Ophelia’ debatían qué obra de Shakespeare es la más importante y por qué las mujeres sólo desempeñan un papel secundario en las mismas.

 ‘La pieza es una celebración de la vida y la obra de Shakespeare, de la que tanto aprendemos sobre el paisaje emocional del mundo’, contó el director Raz Shaw.

 Y es que aunque Shakespeare no era alemán, el país europeo lo celebra como si se tratara de uno de sus ciudadanos más ilustres, un ‘clásico de honor’.

 ‘Los teatros alemanes lo celebran cada año y siempre es el número uno de las representaciones. Sin él los escenarios alemanes serían más pobres’ consideró Döring.

 Las estadísticas lo dicen todo: Shakespeare adelanta a los grandes clásicos alemanes como los hermanos Grimm, Kleist, Goethe o Brecht en las representaciones de las últimas temporadas.

 Obras como ‘Hamlet’, ‘Romeo y Julieta’ o ‘Sueño de una noche de verano’ siempre están en los primeros lugares, incluso por delante de la alemana más clásica: ‘Fausto’, de Goethe.

 El público alemán tiene una relación especial con sus obras, pero también los actores conocidos la tuvieron, como Klaus Kinski o Ulrich Muhe, así como Bruno Ganz o Devid Striesow, entre otros.

 El experto aseguró que en Alemania hay una especie de ‘culto o religión artística’ de Shakespeare, pese a que en el siglo pasado algunos dramaturgos intentaron romper con él.

 Un culto que encontró su máxima expresión con una frase del poeta Ferdinand Freiligrath en el siglo XIX, que llegó a decir: ‘Alemania es Hamlet’, utilizando la obra como un símbolo de las revoluciones alemanas y el espíritu libertario de los germanos.
 ‘Shakespeare nos acompaña desde hace 250 años de una forma tan intensa que sin él no podemos comprender totalmente nuestro propio presente’, afirmó Döring.

Etiquetas:,