Investigadores de la Uady atajan al dengue

* Alentadores resultados del Programa Casa Segura desarrollado por académicos de la UADY

Imagen de la instalación de cortinas impregnadas con insecticida, proyecto desarrollado por la Uady y aplicado con éxito en colonias de Mérida y comunidades del interior del Estado

Imagen de la instalación de cortinas impregnadas con insecticida, proyecto desarrollado por la Uady y aplicado con éxito en colonias de Mérida y comunidades del interior del Estado

MÉRIDA, Yucatán.- Académicos de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) evalúan el uso de cortinas tratadas con insecticida buscando reducir el número de moscos hembras de la especie “Aedes Aegypti”, transmisor del dengue, en el interior de los hogares.

 

Un equipo de especialistas de varias disciplinas encabezados por María Alba Loroño Pino, realizan el Programa “Casa Segura” que hasta el momento registra resultados positivos ya que ha logrado disminuir hasta en un 50% los casos de dengue cuyo origen está en los propios domicilios.

 

No obstante los resultados, la investigadora advierte que no son suficientes y que están en la búsqueda de cortinas que eviten, con mayor eficacia, el ingreso de los moscos a los hogares.

 

En la etapa dos del programa “Casa Segura” los académicos diseñaron cortinas impregnadas de insecticida para poner una barrera letal por hasta
5 años.

 

En conferencia Loroño Pino acompañada de su equipo de investigadores, Guadalupe Reyes Solís, Julián García Rejón y Carlos Machaín Williams, detalló los antecedentes, desarrollo e impacto del programa que cuenta con el apoyo de la Fundación de la UADY, la Universidad Estatal de Colorado, la Secretaría Estatal de Salud y las empresas Bayer y Acytex.

 

En Casa Segura 1, de 2009 a 2010, se instalaron cortinas en 411 hogares del sur y oriente de Mérida logrando disminuir hasta en un 50% los casos de dengue registrados en el interior del predio. “Hace dos meses iniciamos Casa Segura 2 también en 411 predios de Mérida y el interior del estado, concretamente Maxcanú y Hunucmá y la evaluación correspondiente será en 2013”, precisó.

 

La doctora Loroño Pino comentó que los resultados están a disposición de instancias públicas y privadas interesadas en la comercialización de las cortinas. “Nuestra labor consiste en investigar y poner los resultados al servicio de la sociedad”, apuntó.

 

Advirtió que aún con la efectividad de las cortinas se observó que hay personas que nos las utilizan bien o que tienen en sus predios exceso de criaderos de moscos. “De ahí la importancia de educar a la sociedad y de la trascendencia de los programas de sanidad implementados por el gobierno”, mencionó.

 

Asimismo señaló como criaderos naturales de moscos las alcantarillas, los terrenos baldíos e incluso las piscinas sucias. “El dengue afecta a todos los sectores de la sociedad, sean o no de escasos recursos económicos”, señaló y dijo estar en desacuerdo con la fumigación que debe ser el último recurso, “lo primero es el control y erradicación de los criaderos”, reiteró.

 

“Desafortunadamente hasta hoy no hay vacuna y medicamentos para el dengue, el mosco transmisor seguirá como también los serotipos continuarán circulando”, abundó y recordó que la clasificación del dengue según la OMS es “fiebre por dengue” y “casos severos” que son aquéllos que requieren hospitalización.

 

Por su parte, Julián García Rejón, colaborador de “Casa Segura” afirmó que por la naturaleza del Aedes Aegypti los sitios del hogar donde se ubican con más frecuencia son el comedor, la cocina y los cuartos o dormitorios.

 
También señaló que el aedes es la segunda especie más abundante después del “Cúlex”. “El 59% de los aedes que encontramos en las casas están en los dormitorios, el 14% en la sala y el 8 % en el comedor”, agregó.- (Boletín de prensa)

Etiquetas:, ,