Interrogantes sobre una píldora femenina

Difícil saber qué produce el deseo sexual de la mujer

 Los expertos reconocen que es muy difícil producir remedios para los trastornos sexuales femeninos, debido a lo poco que se comprenden sus causas. “La disfunción eréctil es realmente fácil de medir, pero la motivación no, y no se sabe lo suficiente acerca de qué la produce”, afirma Kim Wallen, de la Universidad Emory.

De ahí que la prolongada búsqueda de una píldora que aumente el deseo sexual en las mujeres se ha topado con otro obstáculo que plantea interrogantes de la Administración de Alimentos y Fármacos sobre el futuro de los esfuerzos por desarrollar el equivalente femenino del Viagra, como el Flibaserin, que produce el laboratorio Sprout Pharmaceuticals.

 




Volver arriba