El apoyo familiar, clave para alcanzar la meta

Ayuda de amigos y parientes para reunir los bonos

Sonia Matilde Escalante Molina y Juan Antonio Bermont Matos, cada uno ganador de un minisplit de 12,000 BTUS en La Gran Subasta, con Mariel Martínez Urbizu, auxiliar de Mercadoctecnia de Grupo Megamedia

El establecimiento de estrategias, la fijación de metas y el apoyo de familiares y amigos fueron algunas de las herramientas de las que se valieron los ganadores de “La Gran Subasta” del Diario para obtener los obsequios.

El ganador del Chevrolet Aveo 2014, Luis Ángel Moreno Chacón, ofertó 1.284,950 bonos por el auto y también se llevó uno de los cinco viajes a la Riviera Maya por 19,485. Luis Ángel revela que calculó cuánto podría aportar una persona por cualquiera de los artículos y elevó la cifra 10 veces para tener una idea de lo que debía reunir para llevarse el vehículo.

Sabía que tenía que invertir una fuerte cantidad de dinero, así que con su tarjeta de crédito cubrió $37,000 y le prestaron cuatro mil más.

Sin embargo, tener el dinero para comprar los periódicos fue relativamente lo más fácil: lo complicado era recoger el Diario en los puntos de venta, recolectarlo entre amigos y familiares y luego llegar a su casa a recortar uno a uno los cupones.

Fueron 10,700 periódicos los que compró (entre ediciones Final y Expreso), que sin darse cuenta se fueron acumulando hasta formar una torre, que permanece en la sala y el comedor de su vivienda. Muchos lo tacharon de loco, pero eso le hizo ponerle más ganas para reunir el millón de Diariobonos que se había fijado como meta.

Ya que ganó, hasta los que le decían loco le han hablado para felicitarlo y decirle que “sabía que ibas a ganar”.Cuando supo que era el que más bonos ofertó para el automóvil se sintió satisfecho, pero faltaba el conteo por el notario público, pues las bases especificaban que la cantidad escrita en el sobre debía coincidir exactamente con el número de cupones que contenía el paquete.No se dio por triunfador hasta que el anuncio se hizo oficial el lunes 16 a las 5 de la tarde.Su objetivo al participar era tener el auto para que, con su venta, pudiera saldar una deuda y ayudar a dos familias a las que aprecia y tienen necesidades económicas. Planea darles una parte del dinero para que disfruten la cena de Nochebuena y compren juguetes a sus hijos mientras encuentran trabajo.Para lograr esto, Luis Ángel venderá el automóvil, cuyo precio de lista es de $160,000, con un “importante descuento”. Quienes estén interesados en el vehículo pueden comunicarse al 9992-49-29-69.

Luis es lector del Diario desde hace 40 años.

Entre los ganadores también está Martín García Carvajal (una bicicleta). Cuenta que al principio quería ofertar por una laptop, pero comprendió que no ganaría con la cantidad de cupones que tenía. Ayer llegó a recoger su obsequio al Centro Megamedia en autobús y se fue montando en su bicicleta, la cual consiguió con 11,650 bonos.

Con 26,585 puntos, Aída María del Socorro Ruz y Alonzo se llevó un minisplit. Ella estaba interesada en la moto, el minicomponente y el aire acondicionado, pero se decidió por este último porque, por la próxima boda de su hija, sus parientes de la ciudad de México llegarán de visita a la ciudad, donde sufren por el calor.

Aurora Boldo González ganó la casita de juguete, por la cual pujó para que sus hijos de 10, 6 y un año tengan dónde divertirse.

Ganador de una pantalla de 42 pulgadas, Álvaro José García Torre tiene muchos años como lector del Diario y al ver el anuncio de “La Gran Subasta” se decidió a participar. Se dio cuenta que el número de ejemplares que recibe con su suscripción sería insuficiente para pujar por un premio, así que sus hijos y otros familiares también suscriptores le ayudaron a reunir 95,920 bonos. Ahora se dispone a disfrutar de sus películas favoritas en nueva pantalla.

Silvia María Torres fue la ganadora de una laptop, con 32,785 Diarobonos. Ya tiene una tableta, en la que suele entrar a las redes sociales y ver películas, pero considera que la laptop es mejor por su pantalla más grande. Se siente contenta con el premio e invita a los lectores a participar si el año próximo se repite “La Gran Subasta”.- Iris Ceballos Alvarado




Volver arriba