Portada » Imagen » Filey »

Tiempo de monear

Jis y Trino hacen dibujos en vivo en la sala Mayamax

José Trinidad Camacho (Trino) y José Ignacio Solórzano (Jis), durante el "Jam de moneros" que protagonizaron anoche en la sala Mayamax del Gran Museo del Mundo Maya, como parte de la Filey

Una hoja de papel, plumones negro, rojo, verde y azul; ingenio y habilidad… y se produce la magia…

Eso sucedió en el “Jam de moneros”, ayer en la sala Mayamax del Gran Museo del Mundo Maya, en el que participaron José Ignacio Solórzano (Jis) y José Trinidad Camacho (Trino).

El encuentro de estos dos caricaturistas con el público fue en el marco de las actividades dominicales de la Feria Internacional de la Lectura Yucatán (Filey).

Trino y Jis mostraron en poco más de una hora cómo es el proceso creativo de los “monitos” ante una mesa con papel y plumones. Una cámara de vídeo transmitía en la pantalla los trazos.

Uno tomaba el micrófono para platicar con el público mientras el otro dibujaba e también interactuaba con su compañero, en una dinámica que puso de manifiesto la camaradería entre ellos.

Hubo anécdotas, confesiones y chascarrillos, no sólo personales sino también de algunos amigos moneros de los cuales no revelaron nombres, aunque por la “seña y santo” todo mundo supo de quiénes se trataba.

Desde el comienzo del encuentro se notó la tónica que seguirían, pues se escuchó decir tras bambalinas a Trino con micrófono en mano: “Los que estén mal del corazón, tengan hipertensión o le vayan al América que se retiren, porque esta sesión les puede causar daño”.

Las risas no se hicieron esperar y se escucharon de manera constante en toda la sesión, pues no pararon de decir “pen…”, según sus propias palabras.

Confesiones

Jis, quien asistió acompañado de su esposa Kenia, bromeó diciendo que la había llevado para que viera que lo que hace sí es trabajo; “tenemos problemas de pareja”.

Y en un momento de la charla le confesó a su mujer que en la azotea de su casa tiene su estudio y le da flojera bajar al baño para orinar, porque “cansa”.

“¿En las macetas?”, preguntó ella, pero Jis aclaró que no, que en un bote. “¡Noooooo!”, gritó Kenia, mientras Trino agregaba más datos al asunto, al decir que ha estado en el estudio de Jis y que huele a porquería.

Y mientras hacían confesiones, contaban historias y dialogaban con el público, dibujaban a una velocidad impresionante para crear lo que mejor saben: caricaturas.

Espontáneos, naturales, ingeniosos, burlones hasta con ellos mismos, así se revelaron estos moneros.- Iris Ceballos Alavarado

De un vistazo

Colaboración

Varias caricaturas de Jis y Trino estuvieron inspiradas en ideas del público, al que se le pidió que dijera si deseaba que dibujaran algo en particular. Las peticiones no se hicieron esperar.

Obsequios

El plus de la jornada fue el momento en que los moneros regalaron las caricaturas que hicieron durante el “jam”, de manera que varios asistentes salieron más que felices del encuentro, con un dibujo original firmado por sus moneros favoritos.

Etiquetas: