Portada » Imagen » Filey »

Letras e ilusión en un lugar

Un homenaje a Agustín Monsreal inaugura la feria

Agustín Monsreal (centro) al recibir la Medalla a la Excelencia en las Letras "José Emilio Pacheco" de manos del gobernador Rolando Zapata Bello. Los acompaña el rector de la Uady, Alfredo Dájer Abimerhi

En la inauguración de la Feria Internacional de la Lectura Yucatán (Filey) se conjugó de todo: literatura, cultura, arte y destacadas personalidades, pues no sólo los escritores que serán homenajeados en esta edición, Agustín Monsreal y Elena Poniatowska, estuvieron presentes, sino también otras figuras como Sara Poot, Juan Gelman, Rosario Castellanos, Ermilo Abreu Gómez…

Claro, estos tres últimos representados por jóvenes que presentaron cuadros estéticos en los pasillos y salones del Centro de Convenciones Siglo XXI; y en el que también se vio a Jorge Emilio Pacheco, Sor Juana Inés de la Cruz, Carlos Monsiváis así como ángeles, guerreros y personajes de la época de la Conquista, todos ellos con un libro en las manos.

Hubo uno más, un cuadro en el que sentado en un “baño”, una persona leía, porque para leer no importa el sitio. Así se puso de manifiesto en la ceremonia formal de inauguración, en el que autoridades gubernamentales, académicos y escritores que coincidieron en la mesa del presidium, exhaltaron las bondades de leer.

En el acto protocolario con el que se inauguró la feria, se entregó la Medalla a la Excelencia en las Letras “José Emilio Pacheco” al escritor yucateco Agustín Monsreal, presea que recibió de manos del gobernador Rolando Zapata Bello.

En su discurso de agradecimiento, el escritor recordó que hace tres meses cuando recibió la noticia del premio, pensó de inmediato que lo recibiría en nombre del cuento, y refrendó este deseo, al citar que este género es imponente y poderoso, y claro, es el que ha cultivado a lo largo de 42 años, y fruto del cual ha obtenido numerosos reconocimientos, premios y distinciones.

Monsreal recordó a José Emilio Pacheco, quien falleció hace algunos meses, y afirmó que aunque ya no esté aquí, se le seguirá recordando y leyendo, al menos en los próximos 100 años.Se describió a sí mismo como un hombre de carne y sueños, que si no fuera por la literatura no encontraría como justificar su existencia.

Reveló que desde que decidió escribir, tuvo claro que no debía copiar la realidad, sino hacer uso del gozo supremo de inventarla, pues “en el cuento todo puede pasar, todo puede suceder…”

Pugnó para que lo apoyen en la petición de que el “cuento, un bien social indelegable” sea considerado Patrimonio Cultural de la Humanidad.

El gobernador, además de felicitar al homenajeado y a las escritoras Elena Poniatowska y Sara Poot Herrra, presentes en el evento, declaró que la lectura es el acto más noble y provechoso para obtener conocimiento. Una sociedad que lee, es una sociedad feliz, preparada, más informada y libre, dijo a los presentes.

Alfredo Dájer Abimerhi, rector de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), emitió un amplísimo discurso, en el que habló de las bondades de la lectura, de los alcances de la Filey, de la participación del país invitado, Ecuador, y la universidad invitada, la de Guadalajara.

El rector manifestó que desde que la primera edición de la Filey se propusieron no llenar de libros a los yucatecos, sino despertar el amor por éstos, para que así al enamorarse de su olor, colores, textura, comenzara el viaje de las letras y éste, a su vez, les brindara herramientas para ir más allá, a lugares desconocidos; y al regresar a la realidad, pudieran imaginar y crear nuevas formas de entender lo que sucede, de solucionarlo, de dar respuestas.Deseamos que los pilares de nuestra sociedad sean justamente el conocimiento y los libros que lo contienen, y que el acto de leer nos permita abrir la mente, la creatividad, imaginar nuevos mundos y con ello pensar fuera del libro, fuera de la caja y ser creativos al hablar, al tratar a nuestros semejantes, innovadores para generar ideas que fortalezcan a las comunidades, expresó.”Queremos que todos los niños lean, porque así serán adultos que piensan”.Destacó como los libros en cada una de sus hojas regalan descripciones de noches interminables, como en el Popol Vuh, o instantes en los que se puede ver el poder de la amistad y la inocencia, como en “El niño con la pijama de rayas”. Invitó a compartir los libros, “a pesar de que por su enorme orgullo propio ya no regresen, ni modo, así son ellos”, y a abrir paso a quienes traen propuestas atrevidas para mostrar nuevas ventanas a los horizontes que ni siquiera hemos imaginado.Otros de los conceptos que pronunció, fueron:-La lectura estimula la actividad cerebral, refuerza las conexiones neuronales, aumenta la reserva cognitiva del cerebro, y es un factor que nos protege contra enfermedades neurodegenerativas.-Leamos, porque una sociedad que lee, es una sociedad que piensa, discute y construye en conjunto su propia idea de futuro. Es una sociedad que forma mujeres y hombres libres, críticos y creativos.Dájer Abimerhi anunció que en la Filey de 2015 se tendrá como invitado al Estado de México y la UNAM, cuyo actual rector, José Narro Robles, estuvo en el presidium.También se tuvo la intervención como oradores del rector de la Universidad de Guadalajara, Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla; del ministro de Asuntos Culturales y Académicos de Ecuador en México, Óscar García Endara; del presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana, José Ignacio Echeverría Herrera; del director de la Filey, Rafael Morcillo López; y del escritor Joaquín Tamayo Aranda, quien dio lectura a la semblanza de Agustín Monsreal. El rector de la Universidad de Guadalajara conquistó a los asistentes al decir varias bombas que inventó, según dijo en el avión, mientras venía a Mérida.Una de éstas dice: “En Jalisco y Yucatán ya la gente anda diciendo, que hay mucha gente leyendo y que no pueden parar”.Después de la ceremonia de inauguración las autoridades cortaron el listón inaugural del pabellón de la citada Universidad, y luego el de la sala de exposiciones, en el que se concentran 50 expositores de diversas editoriales, mismas que ofrecen una gama muy diversa de libros para todas las edades e intereses.

La Filey tendrá variadas actividades todos los días, desde ayer y terminarán el próximo domingo 16 de marzo.- Iris Ceballos Alvarado

De un vistazo

Emilio Pacheco, recordado

Agustín Monsreal recordó a José Emilio Pacheco y dijo que aunque ya no esté, se le seguirá recordando y leyendo, al menos en los próximos 100 años.

En contra

“Una sociedad que lee, es una sociedad feliz, preparada, más informada y libre”, frase que pronunció el gobernador Rolando Zapata Bello.

Próximos invitados

Alfredo Dájer Abimerhi, rector de la Uady, dio a conocer que en la Filey del próximo año se tendrá como invitado al Estado de México y la UNAM, cuyo actual rector, José Narro Robles, estuvo en el presidium.

Etiquetas: