Portada » Imagen » Filey »

Catón invita a la tolerancia

Advierte de las consecuencias de los fanatismos

Armando Fuentes Aguirre (Catón) en la presentación de su libro "La guerra de Dios", ayer, en la Feria Internacional de la Lectura Yucatán

“Si algún mensaje doy en este libro es que nuestro deber como ser humanos es alejarnos de todo fanatismo”, compartió ayer Armando Fuentes Aguirre (Catón) en la presentación de su libro “La guerra de Dios”, en la segunda jornada de la Feria Internacional de la Lectura Yucatán (Filey) 2014.

Para sorpresa de muchas personas que se dieron cita en el salón Progreso del Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI -donde se desarrolla la feria desde anteayer sábado y hasta el próximo domingo 16-, al igual que el año pasado el autor no tuvo presentador alguno para introducir su obra, que forma parte de la serie “La otra historia de México”.

El subtítulo de la publicación, de 397 páginas, es “El conflicto cristero”.

En la presentación, Catón evocó pasajes de su vida que arrebataron sonrisas y hasta algunas carcajadas.

Relató que hace años descubrió “un paraíso”, una biblioteca que formaba parte de un círculo de estudiantes en Saltillo. Ahí se encontró con dos obras en particular, que eran novelas cristeras: “Entre las patas de los caballos” y “Héctor”. “Las devoré. Todavía se vivía algo, quizá los ecos de aquel terrible conflicto”.

Al haber leído esas obras sintió el drama del conflicto de la primera mitad del siglo XX, dijo. “Ninguno de los bandos tuvo la razón… Por ambos lados se vivieron dolencias espantosas”.

El autor reiteró que hay que alejarse del fanatismo. “Tenemos que atender la santa virtud de la tolerancia”. Ésa, enfatizó, es la lección que promueve en su libro: aprender a ser tolerantes, a respetar al otro.

“Lo importante es caminar juntos hacia una buena dirección, en tolerancia con el prójimo”, añadió.

Al referirse al título de la obra, dijo que vaciló un poco antes de elegirla porque Dios y guerra son antitéticos. “Aquí se ve que hubo una guerra en nombre de Dios”.

Catón advirtió que cuando se exagera en esas vocaciones surge el fanatismo. Del lado religioso da lugar a tragedias como la de Waco, Texas, o como la guerra cristera. “El fanatismo dio lugar al totalitarismo, al fascismo, al nazismo, al franquismo, al castrismo y ahora al chavismo, porque se exacerba el monstruo del Estado”.

“Yo no entendía el segundo mandamiento de la ley de Dios: ‘No tomarás el nombre de Dios en vano’. Al escribir este libro, lo entendí”.- Claudia Sierra Medina

De un vistazo

Fanáticos de amor

Armando Fuentes Aguirre confesó que su libro “La guerra de Dios” está dedicado a sus nietos, “ellos son mi único fanatismo; sólo en amor podemos ser fanáticos”.

Paradigmas

“Romper paradigmas” es lo que se propuso Catón al escribir “La otra historia de México”, en la que narra una visión diferente de los acontecimientos del país. “Una historia que dividió a México y nos mantiene hasta ahora divididos”.

Etiquetas: