Portada » Imagen » Filey »

Amo a Yucatán: afirma Elena Poniatowska

1 / 2


Elena Poniatowska y Sara Poot Herrera, poco antes de la conferencia de prensa hoy en "La 68" Casa de la Cultura Elena Poniatowska, por el rumbo de Santiago.- Imagen de cortesía
Sara Poot, Elena Poniatowska y Rafael Morcillo, responsable de la FILEY, 2014.- Imagen de cortesía


Premio a la Excelencia a las Letras, FILEY, 2014.

Mérida, Yucatán, 11 de marzo de 2014.- Horas antes de recibir el Premio a la Excelencia a las Letras “José Emilio Pacheco” la escritora y periodista Elena Poniatowska afirmó que “es un alto honor recibir este galardón y aún más aquí en Yucatán, estado al que conozco hace muchos años cuando me enamoré de sus papadzules, sopa de lima y de sus sitios arqueológicos como Chichén Itzá y Uxmal”.

 Acompañada de Sara Poot Herrera y Rafael Morcillo, -asesora y responsable respectivamente de la Tercera Feria Internacional de la Lectura (FILEY) evento que otorga el galardón-  Elena Poniatowska, autora de medio centenar de libros, recordó sus primeras visitas a esta entidad acompañada de sus hijos y del aficionado a la astronomía Guillermo Haro. 

“Fue tal el amor por Yucatán que mi hija Paula se quedó a vivir aquí en Mérida e incluso tengo ya una nieta yucateca (Luna)”, comentó en el evento que se realizó precisamente en el local “La 68, Casa de la Cultura Elena Poniatowska”, ubicado en el centro histórico de esta ciudad.

 Como se sabe, mañana miércoles, en el marco de la quinta jornada de la FILEY, programada hasta el domingo 16, se entregará a Elena Poniatowska el Premio a la Excelencia a las Letras a las 19 horas en el salón Progreso del Centro de Convenciones Siglo XXI, sede la FILEY. En este marco iniciará también el Congreso Internacional de Literatura “Y si vivo cien años ” organizado por UC Mexicanistas, agrupación integrada por grandes literatos de diversos países del mundo.

 En la amena conferencia de prensa, Poniatowska explicó por qué parte de su familia decidió vivir en Mérida. “En la Ciudad de México, como ustedes (los periodistas) seguramente saben, las condiciones entonces eran difíciles; un tráfico espantoso y la gente siempre de malas, mentando madres en todas las esquinas. Venir aquí, a Yucatán, a Mérida, es llegar al paraíso. Nos gusta el calor (a su familia y a ella), a mí no me pesa nada y creo que también a muchos mexicanos que vienen e incluso extranjeros, todos aman el calor y la cultura de Yucatán”.

En la reunión habló de su amistad con Sara Poot Herrera, la que calificó como esencial y conmovedora. “Tengo el privilegio de conocer dónde está enterrada su mamá que fue una gran maestra, educadora y formadora se seres humanos trabajadores e inteligentes que aman a su país porque están dispuestos a dar la vida por él. Si así fuéramos todos, otro gallo nos cantaría y sacaríamos muchos problemas que tenemos entre los que está la corrupción; no debemos dejar que México se desmorone en nuestras manos”. 

Del extinto escritor José Emilio Pacheco recordó que “lo conocí cuando éramos muy jóvenes el vestía siempre traje negro y camisa blanca y cuando abordaba un taxi pensaban que era cura a diferencia de Carlos Monsiváis que, ese sí, era un diablo, pero en realidad ambos (Pacheco y Monsiváis) se distinguieron por preocuparse por la cultura y bienestar de los mexicanos”. 

“Se preocuparon por indignarse y denunciar”, enfatizó y viendo a los comunicadores presentes exclamó que “Un periodista que no denuncia e indigna no merece ser escritor, en cierta forma”.

Expresó también su deseo que el Premio a la Excelencia a las Letras de la FILEY se otorgue en el futuro a escritores de provincia, “que no todo se concentre en la Ciudad de México que es un pulpo que todo se lo traga, ojalá sean escritores no tan premiados”. Afirmó que el reconocimiento de la FILEY “jaló como cometa el Premio Cervantes que recibiré el 23 de abril próximo en España” y para concluir la reconocida escritora dijo: “qué viva el calor, qué viva Mérida, qué viva Yucatán, qué viva la FILEY y que viva mi hija Paula, que tiene una capacidad y entrega como pocas”. 

En su turno Rafael Morcillo, responsable de la FILEY, recordó que el Premio a la Excelencia se entregó el año pasado por vez primera a José Emilio Pacheco quien feliz de estar en Yucatán aceptó dar su nombre a esta presea. “El peso de decidir quién recibe este galardón, está en la organización UC Mexicanistas, que dirige Sara Poot y que está integrado por grandes conocedores de la literatura”.

A su vez, Sara Poot Herrera reveló que el premio es compartido por la FILEY y UC Mexicanistas, “somos lo mismo” y dijo que “la FILEY nació madura y como tal tiene que tener un premio al que debemos cuidar mucho”.

Recordó, asimismo, que “en Mérida ha sido escenario de seis congresos de la asociación y desde el año pasado, sin tocar puertas, la FILEY se abrió a todos nosotros”. 

Sobre el congreso internacional de literatura UC Mexicanistas Elena finalizó diciendo “celebraremos a José Emilio Pacheco, Octavio Paz, Efraín Huerta y José Revueltas”.

COMUNICADO DE PRENSA DE LA UADY

Etiquetas:,