Exhiben piezas toltecas encontradas en Tula

MÉXICO, D.F.  (EFE).- Una treintena de piezas de la cultura Tolteca (650 a 1.200 d.C.) descubiertas en la zona arqueológica de Tula, en el central estado mexicano de Hidalgo, están siendo exhibidas en un museo de ese estado, informó hoy el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

“La muestra está integrada por 30 piezas prehispánicas pertenecientes a los periodos Tolteca Antiguo (650-900 d.C.) y Tolteca Reciente (900-1200 d.C.), como esculturas, vasijas y artefactos de obsidiana y concha”, indicó el INAH en un comunicado.

La exposición se encuentra en el Museo Fray Bernardino de Sahagún del ex convento de San Francisco en Tepeapulco (Hidalgo) y estará abierta hasta el 19 de enero.

El instituto explicó que entre los objetos se encuentra un pequeño atlante tolteca maya que data del 900 al 1200 d. C. que servía como columna para sostener altares de losas de piedra en forma de mesa.

“Estas piezas abundan en la Zona Arqueológica de Chichen Itzá, en Yucatán. Son parecidas a los llamados atlantes que se encuentran en la cúspide de la Pirámide B de Tula, pero tenían funciones y tamaños distintos”, precisó el comunicado.

Estos atlantes de dimensiones menores sostenían losas de piedra de los altares, a diferencia de los llamados atlantes de Tula o cariátides, que sostenían con la cabeza los techos de los templos.

El curador de la exposición, el arqueólogo Carlos Hernández, explicó que en la civilización tolteca se produjo un cambio notable que pasó de grandes edificaciones con amplios espacios como en Teotihuacán y Tikal a construcciones con columnas con grandes techos, “un estilo arquitectónico más práctico, más a lo occidental”.

También se muestra un vaso tolteca con un “guerrero coyote” plasmado con antigüedad entre 650 y 900 d. C. “elaborado con cerámica plumbate, plomiza o de reflejos metálicos”, los cuales se fabricaban en las costas de lo que hoy son los territorios de Chiapas y Guatemala.

El arqueólogo precisó que estos vasos eran “de uso exclusivo de dignatarios toltecas para beber el chocolate, que también era traído de aquella región del Soconusco”.

Otra de las piezas que se muestran es una lápida del periodo Tolteca Reciente (900-1200), con figuras con máscaras bucales “que recuerdan al dios Chaac, “probablemente relacionadas con las deidades del agua de los mayas”, indicó Hernández.

El INAH destacó que en esta muestra se ofrece un recorrido por los elementos que componían a la sociedad tolteca, como la religión, arquitectura, pintura, escultura, economía y comercio.

El pueblo tolteca era multiétnico ya que estaba integrado por otras culturas de la zona como los nonoalcas, chichimecas y otomíes, con los mismos dioses- Quetzalcóatl, Tezcatlipoca y Huehuetéotl, precisó el INAH.

Este pueblo llegó a controlar extensas zonas del centro del país y de las costas del Golfo de México y del Pacífico, lo que explica su influencia en la cultura maya.

La civilización tolteca, una sociedad militarista, surgió a la caída de Teotihuacán y se desarrolló del 650 al 1.200 d. C.

Etiquetas:, ,