Enlace Aguilar Frías-Marcín Montero

6_221213p15enlace2photo01

 

Ayer al mediodía, ante el altar de la iglesia de Nuestra Señora de Líbano, que lució adornada con flores de nube, campanas de Irlanda y toques de casablanca, unieron sus vidas con el sacramento del matrimonio Carlos Aguilar Frías y María Cecilia Marcín Montero.

María Cecilia, quien entró en la iglesia con su padre, señor Gonzalo Marcín Gahona, lució un vestido de la firma Pronovias de corte clásico y escote palabra de honor confeccionado en delicado encaje español con aplicación en pedrería fina y cauda estilo catedral; velo a juego con el vestido, tocado de peineta de filigrana y ramo de rosas vendela y blancas con follaje de frutitos verde tipo bouquet.

Integraron la corte nupcial las damas Claudia Ponce Góngora, Mariel Dutton Aguilar de Castillo, Ana Gabriela Camacho Monforte, Jimena Gómez Sánchez, Mariana Cervantes Centurión de López, Jimena Trujillo Lucich, María Lucía Montero Rubio de González y María Celina Buenfil Guillermo.

Son padrinos de la pareja los padres de la novia, señores Marcín Gahona y Carmencita Montero Gutiérrez, y el hermano y la madre del novio, David Aguilar Frías y María Teresa Frías Domínguez. Impartió la bendición nupcial el presbítero Luis Alfonso Rebolledo Alcocer.

Al término de la ceremonia religiosa, que armonizó el coro Voces del Cielo, se ofreció una recepción en la Hacienda Hunxectamán en honor de los recién casados, quienes viajarán de luna de miel a Chile y Argentina.

La boda civil se realizó el 15 de noviembre pasado en una residencia de San Antonio Cinta y firmaron el acta como testigos: de la novia, Adriana Marcín Montero y Claudia Ponce Góngora, y del novio, David Aguilar Frías y Ricardo Peraza Castro.




Volver arriba