El flamenco japonés llora a Paco de Lucía

TOKIO (EFE).- Importantes figuras del flamenco en Japón coincidieron hoy en lamentar la muerte del guitarrista y compositor español Paco de Lucía, al que han calificado como el músico de esta disciplina más influyente en el país asiático.

La veterana bailaora Yoko Komatsubara, pionera y responsable de introducir la enseñanza del flamenco en Japón, se mostró hoy sorprendida y triste por la noticia y destacó la gran influencia que el músico gaditano ha tenido en todos los flamencos.

“He tenido una relación estrecha con él. Era un gran guitarrista y un artista innovador. La música de Paco mejoraba el baile de todos”, explicó a Efe la bailaora y maestra de muchas generaciones de japoneses.

Komatsubara recordó que de Lucía visitó varias veces su tablao de del barrio tokiota de Shibuya y explicó cómo “se acercaba a los músicos y comía con ellos, aunque no fueran importantes”.

El director de la influyente revista nipona Paseo, Yuji Koyama,reconoció estar en “estado de ‘shock’” y calificó al guitarrista como un “Dios del flamenco” que ha tenido mucha influencia en Japón.

“Si no fuera por Paco de Lucía, no existiría esta revista ni la gran pasión por el flamenco que hay en Japón, donde se calcula que hay unos 100.000 aficionados”, destacó el director de la única publicación mensual del mundo especializada en flamenco.

Koyama, que lleva tres décadas al frente de Paseo y que asistió por última vez a un concierto de Lucía en 2005 en Tokio, añadió que el guitarrista y compositor consiguió internacionalizar una música que hasta ese momento se percibía como meramente española.

En este sentido, destacó la gran contribución que supuso su disco “Almoraima”, editado en 1997 y considerado uno de los más importantes de su carrera.

El guitarrista nipón y responsable del Festival Iberia, Teruo Kabaya, aseguró que “no saldrá nadie que supere a Paco”, al que conoció hace más de cuatro décadas en Madrid.

“Mi sueño era producirle un concierto aquí en el que actuara él solo ante un público muy reducido pero verdaderos aficionados al flamenco puro”, comentó a Efe el guitarrista.

Japón es el segundo país, por detrás de España, en número de personas que aprenden y practican este cante y baile, patrimonio de la humanidad desde 2010.

Se calcula que el país asiático cuenta con 50,000 estudiantes y unas 80.000 personas vinculadas al mundo del flamenco.

Etiquetas: