Tres jóvenes músicos se preparan en Italia

Un panorma más amplio al estudiar en el extranjero

Martha Colín Buenfil, Pablo Díaz Cázares y Eduardo Cervera Osorio

Un bagaje cultural que los ayudará a crecer como músicos y el aprendizaje de la técnica y musicalidad de sus instrumentos son los principales beneficios que tres jóvenes están obteniendo al estudiar en el extranjero.

Se trata de Eduardo Cervera Osorio, guitarrista; Martha Colín Buenfil, flautista, y Pablo Díaz Cázares, pianista -los dos primeros yucatecos y el último, jalisciense-, quienes estudian en el Conservatorio Jacopo Tomadini de Udine, Italia.

Los tres están de vacaciones en Mérida, incluso Pablo, quien nació en Guadalajara pero radicaba en Yucatán antes de viajar a Europa.

En 2009 el pianista se fue a Italia a estudiar un posgrado que concluyó en 2012 y después se trasladó a Budapest, Hungría, para tomar un curso de acompañamiento por seis meses. Retornó a Italia, donde actualmente cursa el Diplomado en Pedagogía Musical y es pianista acompañante del Conservatorio.

Martha Colín tiene un año estudiando la Licenciatura en Flauta en el mismo lugar. De niña comenzó a tocar ese instrumento y planea cursar en Italia un posgrado.

Eduardo Cervera estudia en ese país desde 2010 y debe concluir su formación en septiembre próximo. Ha participado en varios concursos, en los que ha quedado en los primeros lugares.Los tres músicos se conocen desde hace tiempo y coinciden en querer cursar estudios en el Conservatorio Nacional de París, donde se maneja un plan de estudios diferente.Según indican, estar en el extranjero ha cambiado su perspectiva como músicos, pues se han adentrado a la cultura de países europeos, sus costumbres y eso les permite entender mejor las piezas que años atrás concibieron grandes compositores.Añaden que también están logrando un avance técnico y musical.Eduardo y Martha son becarios de la Sedeculta.- Iris Margarita Ceballos Alvarado

De un vistazo

Destaca en Europa

El guitarrista yucateco Eduardo Cervera fue seleccionado, junto con otro joven mexicano, por el Conservatorio Jacopo Tomadini de Udine, Italia, para repesentarlos en el Premio Nacional de las Artes, concurso al que asisten los mejores alumnos de los conservatorios de Europa. Esto, dice, lo llena de orgullo a él y a sus compañeros músicos de México.




Volver arriba