Por el crecimiento profesional

Maristas explican cómo ser en la clase los mejores

Miguel Carbajal Rodríguez, Cristina Esquivel Patrón, Érika Tello Chávez, María de los Ángeles Alamilla y Axayacatl Alba Rodríguez

Buena administración del tiempo, dedicación a lo que te gusta y atención a la necesidad de crecimiento profesional son factores claves para lograr un buen desempeño académico, consideran alumnos que obtuvieron el mejor promedio de maestrías y una licenciatura en la Universidad Marista.

En las maestrías, Axayacatl Alba Rodríguez obtuvo 98.38 puntos de promedio en Administración de Empresas Constructoras; Miguel Carbajal Rodríguez, 98.81 en Educación; María de los Ángeles Alamilla de la Fuente, 98.06 en Gestión Ambiental, y Cristina Esquivel Patrón, 97.65 en Nutrición en el Ejercicio Físico y el Deporte. Érika Paulina Tello Chávez finalizó con 94.21 puntos la Licenciatura en Diseño de Interiores.

Miguel Carbajal, de 40 años de edad, director de la Licenciatura en Recursos Humanos de la Marista, considera que estudiar una maestría es un compromiso con uno mismo, con el mejoramiento de la formación para servir bien y no una respuesta a una oferta comercial.

“Uno va descubriendo en el ámbito en el que desenvuelve la necesidad de estar al día”, señala el directivo.

Axayacatl Alba, de 32 años, se siente satisfecho con el resultado y lo está disfrutando, ya que sí se trazó la meta de una alta calificación.

Cursar la maestría, comenta, le dejó grandes enseñanzas: que uno tiene que hacer lo que le gusta, que hay que explotar las virtudes y comprobar que eres bueno en lo que te interesa.

Cristina Esquivel, de 25 años, comparte que para ella es un orgullo ser el mejor promedio de la primera generación de la maestría que cursó, ya que cuando uno se traza objetivos sí los puede alcanzar. María de los Ángeles Alamilla, de 52 años, apunta que después de 25 regresó a las aulas para cursar su segunda maestría. Fue un reto grande volver a la universidad y “el reto se volvió compromiso”, recuerda.

Obtener la mejor calificación de su grupo ha sido “una satisfacción personal y para mis hijos”, asegura.

“Todo es ahora tan global y cambiante que uno necesita estar actualizándose para contar con herramientas para responder a las necesidades” del mundo actual, considera la profesional.

Érika, de 23 años, señala que la buena administración del tiempo es clave para lograr un buen desempeño en la universidad, que en su caso combinó con el trabajo. En el futuro estudiaría una maestría para especializarse.- Claudia Sierra Medina

Graduación | Datos

La graduación de maestrías y licenciatura incluirá una misa y un acto académico.

Actividades

El programa se efectuará el jueves 6 de febrero. A las 7 p.m. se celebrará la misa en la iglesia del Señor de la Divina Misericordia, en San Ramón Norte. A las 8:15, en la Universidad Marista se llevará al cabo la ceremonia académica.

Agradecimiento

Los egresados de las maestrías agradecen el apoyo de sus familias y compañeros para concluir sus estudios, pues muchas veces, en lugar de destinar los fines de semana a estar con sus esposos, hijos, familiares y amigos, empleaban ese tiempo en su formación académica.




Volver arriba