El estrés y los exámenes

 

La temporada de exámenes siempre es sinónimo de estrés para los estudiantes.

La temporada de exámenes siempre es sinónimo de estrés para los estudiantes.

Resulta común, que la temporada de exámenes en las escuelas sea sinónimo de “pesadilla” para los estudiantes, ya que sienten nerviosismo y ansiedad de que cuando lleguen al examen se les olvide todo lo que sabían perfectamente un día antes, de modo que se genera mucho estrés.

Papás e hijos, no se preocupen, el estrés no es una enfermedad mortal, ya que es una respuesta automática y natural de nuestro cuerpo ante las situaciones que nos resultan amenazadoras y desafiantes. ¿Cómo controlarlo? He aquí los siguientes consejos:

  • Tomar un tiempo de relajación. Es recomendable en el tiempo dedicado al estudio, considerar pequeños períodos de ocio para relajar y descansar la mente. Por ejemplo, escuchar una canción, ver una serie, salir a dar un paseo o algo tan sencillo como charlar con alguien.
  • Ser realista. Cuando las personas esperan demasiado de ellas mismas y buscan la perfección, pueden resultar frustradas. Hay que tranquilizarse y tratar de poner siempre lo mejor de uno mismo a la medida que no afecte nuestra estabilidad física y emocional ni la de los demás.
  • Prepararse ante la situación estresante.  En conjunto con los compañeros pueden diseñar exámenes y así, practicar sus reacciones y respuestas para sentirse más preparados cuando presenten el de la escuela.
  • Hacer ejercicio y mantener una dieta saludable. Practicar actividades físicas como caminar, nadar o incluso hacer labores domésticas, reparan fuerzas y reaniman el cuerpo. En cuanto a la dieta, evitar la automedicación, abuso de cafeína, alcohol y comida chatarra. Se recomienda alimentarse con  cereales, plátano o semillas que contienen hidratos de carbono y vitaminas para brindar energía.

Etiquetas:,