Consejos de administración del tiempo y dinero

Si sientes que no te alcanza el tiempo para nada o que tu dinero no te rinde y aún te falta mucho por adquirir, aquí te dejamos unos consejos para no sentir que el reloj te presiona o que el dinero se te va volando.

 

Evitar distracciónes es una buena manera de ahorrar tiempo cuando realizamos alguna tarea.

Evitar distracciónes es una buena manera de ahorrar tiempo cuando realizamos alguna tarea.

Para tu tiempo:

 

  • Organiza tus prioridades. Muchas veces pensamos que ciertas actividades merecen más de nuestro tiempo o que son más importantes cuando en realidad son cosas que podrían esperar. Piensa bien qué es lo que realmente necesitas tener listo antes para poder dedicarte a eso.

 

  • No dejes las cosas a medias. Si comienzas a hacer un poco de todo nunca terminarás nada. Una vez que decidas qué es lo que vas a hacer concéntrate hasta finalizarlo sino tendrás todo pendiente y nada listo y cuando quieras regresar a ello tu mente ya estará en otras cosas.

 

  • Termina tus obligaciones para disfrutar tranquilamente. El famoso “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. ¿Por qué dejarlo todo a última hora y hacerlo a contra reloj? Si tienes tareas que hacer termínalas antes de invertir tu tiempo en descansar o divertirte. Así lo disfrutarás más y no tendrás el pendiente de tus obligaciones.

 

  • Siempre resta 15 minutos más a tu tiempo de salida. Es mejor llegar un poco antes a tener el tiempo justo y arriesgarte a llegar tarde por cualquier contratiempo que pudiera surgir. Salir unos minutos antes no te hará daño y la puntualidad dirá mucho de ti.

 

 

 

No compres lo que no necesitas. Ahorrarás mucho dinero.

No compres lo que no necesitas. Ahorrarás mucho dinero.

En cuanto al dinero…

 

  • Más caro no siempre es mejor. La calidad de los objetos no depende siempre de su precio así que no te dejes impresionar por la cantidad de ceros en la etiqueta.

 

  • Si no lo necesitas no tienes que comprarlo. No porque esté en rebaja y sea una oferta que no encontrarás en otro lugar significa que debas comprarlo. Primero piensa si en verdad lo necesitas y te hace falta antes de gastar tu dinero en ello y dejarlo olvidado en un rincón.

 

  • No es obligación gastar todo el dinero. Que te quede dinero no significa que debas buscar algo en qué gastarlo. Puedes ahorrarlo aunque creas que son unos centavos, recuerda que de peso en peso se hacen diez. Tal vez ese poquito sea lo que te haga falta para comprar algo mejor.

 

  • Conoce todas tus opciones antes de decidir. Comprar lo primero que encuentras puede hacer que te arrepientas después cuando encuentres lo mismo pero mejor en otro lugar así que asegúrate de que lo que vas a comprar sea la mejor opción antes de adquirirla.

Etiquetas:,