Álgebra para niños

 

El álgebra puede parecer complicado para los niños.

El álgebra puede parecer complicado para los niños.

Podríamos pensar que es imposible enseñar álgebra a niños de primaria e incluso en edad preescolar. Si bien no se les puede enseñar álgebra de la manera en la que se enseña en secundaria, los fundamentos de la materia se aprenden mejor mediante la manipulación de objetos de diferentes formas y colores, sin números y letras.

En clases de matemáticas en el departamento de Cordillera, en Paraguay, los niños aprenden a reorganizar seis pelotas, seis palos y tres bloques en tres grupos de dos bolas, dos palos y un cubo. Esto es factorizar, el equivalente a sacar el número tres de un paréntesis.

En un par de años, estos niños paraguayos serán capaces de expresar la misma ecuación de la siguiente manera: 6x+6y+3z= 3(2x+2y+z). A nivel preescolar, la clave está en aprender a ver y organizar secuencias y sistemas de la misma manera que hacemos cuando resolvemos ecuaciones.

Se debe enseñar el algebra desde un perspectiva un tanto informal, buscando formas lúdica, relacionada con el mundo que nos rodea y, sobre todo, tomando el algebra como un medio para desarrollar y estructurar el pensamiento.

El álgebra es considerada una rama dura de la matemática.

El álgebra es considerada una rama dura de la matemática.

No se trata de enseñar álgebra, sino de explicar pensamiento algebraico. Debemos de considerar que:

a) El álgebra es considerada una rama dura de la matemática y buscamos acercar a los niños al  estudio de las cantidades y magnitudes de la manera menos traumática posible.

b) El pensamiento algebraico es poder expresar, en lenguaje matemático, los diversos objetos, situaciones o relaciones del mundo en que vivimos; pasando de situaciones concretas a situaciones abstractas y de situaciones con relaciones sencillas a situaciones con relaciones complejas.

Etiquetas:, ,