“Debe reducirse su consumo”

Muchos azúcares están ocultos en los alimentos

La Asociación Cardiológica Estadounidense recomienda limitar el azúcar a un 8% de la dieta diaria

LONDRES.- La Organización Mundial de la Salud afirma que el consumo diario de azúcar debe ser reducido.

Cuando el organismo revisó sus normas sobre el consumo de azúcar hace más de una década recomendó que fuese menos del 10% del total diario de calorías. La industria azucarera estadounidense se indignó de tal manera que presionó al Congreso para que amenazara a la OMS con retirarle los millones de dólares de financiamiento.

A pesar de eso, la recomendación fue aprobada.

Robert Lustig, profesor de Pediatría en la Universidad de California, dice que las nuevas normas de la OMS podrían alterar el “ambiente alimenticio” y obligar a los productores a reconsiderar el uso del azúcar en alimentos procesados como pan, sopas y aderezos de ensaladas. Calificó la cantidad de azúcar en los alimentos procesados como “un desastre absoluto”.

Un grupo experto de la OMS halló que un consumo elevado de azúcar tiene estrecha vinculación con la obesidad y el deterioro de los dientes. Observó que la gente con sobrepeso corre un riesgo mayor de contraer enfermedades crónicas, responsables de más del 60% de las muertes en el mundo.

El cuidado dental representa un 10% del presupuesto de salud en Occidente y causa problemas significativos en el mundo en desarrollo.

La OMS advierte que muchos de los azúcares consumidos actualmente están ocultos en alimentos procesados y revela que una cucharada de catsup contiene una cucharadita de azúcar.

La Asociación Cardiológica Estadounidense aconseja limitar el azúcar a un 8% de la dieta o seis cucharaditas por día para las mujeres y nueve para los varones. Un estudio de los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades, publicado el mes pasado, halló que demasiada azúcar puede aumentar la probabilidad de problemas cardíacos fatales. Los investigadores descubrieron que el estadounidense promedio recibe un 15% de sus calorías del azúcar, un porcentaje similar al de otras naciones occidentales.Las nuevas etiquetas para los alimentos propuestas en Estados Unidos requerirán que los productores de alimentos enumeren toda adición de azúcar y destaquen en forma más prominente el recuento de calorías.Esta semana, la directora de Salud Pública de Gran Bretaña, la doctora Sally Davies, opinó que el azúcar podría ser adictivo y que el gobierno debería considerar la introducción de un impuesto al azúcar para combatir la obesidad. Reino Unido tiene una de las poblaciones de mayor peso en Europa occidental.”Tenemos una generación de niños que, debido a su sobrepeso, podrían no vivir tanto como mi generación”, declaró a un comité de salud. “Será la primera generación que viva menos y eso es motivo de gran preocupación”.




Volver arriba