De visita en Brasil

Como en los pontificados de Juan Pablo II y de Benedicto XVI, hace falta ahora valentía para escuchar y acoger la palabra del papa Francisco. La llamada que hace a cada uno a ser valiente y seguir a Cristo es -por cierto- para todos, mujeres y hombres, casados y solteros, y para los más jóvenes. A todos nos invita Cristo a cambiar el carril de nuestra vida: “¡Ven y sígueme!”.¿Hay entonces dos Papas en el Vaticano: Benedicto XVI y Francisco I? Mejor dicho; hay un solo papa, Francisco.

Y un papa emérito, Benedicto XVI. Los dos viven en el Vaticano, sí, pero no ocupan los apartamentos pontificios. El papa Francisco sigue viviendo en una habitación de la Casa Santa Marta, como un cardenal más. Y Benedicto XVI acaba de trasladarse al Mater Ecclesiae, un alojamiento que fue monasterio durante 19 años. Antes era la casa donde vivían el director y algunos empleados de Radio Vaticana. Tiene superficie de unos 200 metros útiles. La habitación de Benedicto está al nivel de la calle para evitar el uso de escaleras y cuenta con un pequeño jardín. Según informa el Vaticano, el Papa Emérito se dedicará “a servir a la Iglesia con la oración”.

Vivirán con él su secretario personal, monseñor Georg Gänswein, prefecto de la Casa Pontificia, y cuatro mujeres consagradas, de Comunión y Liberación, que realizan ahí las domésticas, tan necesarias para un hogar. Probablemente en el Mater Ecclesiae pasará alguna temporada el hermano de Benedicto XVI, Georg Ratzinger, de 88 años. Por tanto -comenta con buen humor Rome.reports-, ambos papas vivirán a escasos metros de distancia y, paradójicamente, aunque haya dos papas viviendo en el Vaticano, el apartamento papal en el Palacio Apostólico estará vacío.

* * *

Se ha adelantado ya el programa del esperado viaje del papa Francisco, del 22 al 29 de julio, a Río de Janeiro con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). Es éste un tiempo para rezar.

Llegará a Río de Janeiro a las 4 p.m. del 22 de julio. La bienvenida tendrá lugar en los jardines del Palacio Guanabara, donde será recibido por la presidenta de la República, Dilma Rousseff.

El miércoles 24 de julio por la mañana se trasladará en helicóptero al santuario de Nuestra Señora de Aparecida, donde celebrará la santa misa. Luego almorzará con los obispos y los seminaristas en el Seminario del Buen Jesús de Aparecida. Por la tarde regresará a Río de Janeiro para visitar el hospital de San Francisco de Asís de la Providencia.

El jueves 25 recibirá las llaves de la ciudad de Río de Janeiro y bendecirá las banderas olímpicas en el Palacio de la Ciudad. Esa misma mañana visitará en una favela la casa de una familia y les dirigirá unas palabras. A las 18 horas, en el paseo marítimo de Copacabana tendrá lugar la fiesta de acogida de los jóvenes al Santo Padre.

El 26 de julio confesará a algunos jóvenes de la JMJ en el parque de la Quinta de Boa Vista y se encontrará con jóvenes reclusos en el palacio arzobispal desde cuyo balcón rezará el Ángelus. Almorzará en el palacio arzobispal con un grupo de jóvenes. A las 18 horas tendrá lugar el vía crucis con los jóvenes en el paseo marítimo de Copacabana.

El sábado 27 celebrará la santa misa con los obispos de la JMJ, los sacerdotes, religiosos y seminaristas en la Catedral de Río de Janeiro. El Papa se encontrará antes con los dirigentes del país en el Teatro Municipal. A las 19:30 horas tendrá lugar la vigilia de oración con los jóvenes en el Campus Fidei, en Guaratiba, importante barrio de Río de Janeiro.

El domingo 28 el Papa celebrará la santa misa para la Jornada Mundial de la Juventud en el mismo lugar. Saldrá de Río de Janeiro a las 19 horas y su avión aterrizará en Roma el lunes 29 de julio a las 11:30. Daremos entonces gracias a Dios.




Volver arriba