Cuidado con los parásitos

Recomendaciones para prevenir los males intestinales

Con higiene se evitan parásitos

MÉXICO.- Cuidar la higiene en el hogar, y especialmente en la cocina, es fundamental para evitar la parasitosis intestinal, segundo lugar entre los males transmisibles reportados con más frecuencia, superado solamente por las infecciones respiratorias.

La infección por parásitos se inicia cuando comemos o bebemos alimentos que contienen los huevecillos o quistes de los parásitos y, una vez en el interior, los parásitos se aprovechan de nuestro cuerpo para sobrevivir.Estos organismos pueden concentrarse en el ambiente, en animales, los alimentos, el agua y las heces. La cocina es uno de los sitios más expuestos a la contaminación por parásitos.

De acuerdo con Montserrat Sabio, nutrióloga y académica especializada en servicios de alimentación e higiene, hay que mantener la cocina ordenada y limpia, lavar las superficies con jabón y fibra, enjuagar y aplicar una solución de cloro o yodo.

Las superficies para picar y cortar siempre deben estar limpias y secas; hay que evitar las tablas de madera.

Los trapos de cocina son una fuente de contaminación, así que hay que lavarlos y desinfectarlos a diario.

En áreas como la sala y el comedor evita que se acumule el calor y la humedad, condiciones que favorecen la proliferación de microbios.

No sacudas la ropa de cama dentro de la misma habitación, ya que si contiene polvo, ácaros o huevecillos de parásito éstos se diseminarán por el cuarto y toda la casa.

Desparasita a tus animales domésticos, en especial perros, gatos y roedores, como hámsters y cuyos.

También hay prácticas altamente efectivas y comprobadas para evitar el contagio de parásitos intestinales, por ejemplo desparasitarse dos veces al año como lo indica la Organización Mundial de la Salud (OMS).Uno de los tratamientos que elimina los parásitos intestinales más comunes es Vermox Plus. Es seguro y confiable porque actúa sólo a nivel intestinal; además, cuenta con una presentación para cada integrante de la familia: tabletas para adultos y niños mayores de 10 años; suspensión infantil sabor plátano para niños de 7 a 9 años, y suspensión pediátrica sabor cereza para niños de 3 a 6 años.




Volver arriba