Crean harina que permite adelgazar y reducir colesterol

Alumnos de ingeniería del Instituto Tecnológico de Tapachula, Chiapas, crearon un tipo de harina con propiedades para adelgazar y reducir colesterol

Alumnos de ingeniería del Instituto Tecnológico de Tapachula, Chiapas, crearon un tipo de harina con propiedades para adelgazar y reducir colesterol

TAPACHULA, Chiapas.  (Notimex).- Un grupo de alumnos de ingeniería del Instituto Tecnológico de Tapachula logró sintetizar una harina de origen natural, en cuyas propiedades está el reducir los niveles de triglicéridos y colesterol en la sangre.

 Después de casi tres años de trabajo, los estudiantes crearon la harina con la que se puede hacer cualquier tipo de pan, incluso pizzas, y mantener en equilibrio la glucosa en diabéticos.

 Carmela Flores Aguilar, alumna de noveno semestre de Ingeniería Química, junto con Guillermo Cruz Martínez y Andrés Martínez Alvarez, de séptimo de Ingeniería Industrial, unieron sus conocimientos.
 En entrevista, Flores Aguilar dijo que buscan combatir la obesidad en menores de edad, transformando alimentos y bebidas que tradicionalmente son las más dañinas para el ser humano, por sus altos contenidos de grasas, almidones o azúcares.

 Explicó que en la fase experimental se comprobó que quienes consumieron esas pizzas y otros productos elaborados con esa harina perdieron grasa corporal y peso, y obviamente redujeron tallas.
 Los voluntarios sometidos a estudio, agregó, elevaron de manera considerable sus defensas y presentaron un cuadro muy sólido de nutrición.

 También sus niveles de concentración a problemas comunes se elevaron, así como capacidad de respuesta, su deseo de mantenerse activo, al igual que su autoestima.

 Para ello, la institución les designó la asesoría de Citlali Alfaro Rodas, investigadora con doctorado en ingeniería industrial.

 Refirió que realizaron un estudio de mercado que les permitió conocer cuáles eran las comidas y bebidas que más se les antojaban a los niños y jóvenes, a fin de precisar desde donde partía la alteración nutricional y el daño que se ocasionaba.

 El pan, en cualquiera de sus presentaciones, galletas, refrescos y bocadillos fueron los más recurrentes, cuyas marcas preferidas coincidentemente presentan altas concentraciones de grasas y azúcares, detalló la alumna.

 Ante ello, expuso que buscaron un producto natural que les pudiera servir de base en su proyecto, y lo encontraron al investigar lo que consumían los mayas y otras culturas medievales: el alpiste.
 Esa una semilla (Phalaris canariensis) que actualmente es utilizada para alimentar aves domésticas y es cultivada en casi todo el mundo.

 De acuerdo con los estudios de los jóvenes, es uno de los granos más completos a nivel nutricional, su capacidad de carga enzimática es inmensa y su contenido proteínico es aún mayor.

 Sin embargo, se percataron que para aprovechar realmente sus propiedades debería realizarse un proceso, principalmente el de separar la cáscara de la semilla.

 Al hacerlo, se encontraron con una esencia hipolipemiante 100 por ciento natural (reductor de grasas en la sangre); un demulcente (relaja y ablanda las partes inflamadas) y una acción diurética.
 A lo largo de la historia, esa semilla ha sido utilizada como un gran remedio para la cistitis –mal de orín- para disolver piedras en los riñones y diversas enfermedades de la vejiga y próstata.

 La estudiante comentó que sus investigaciones les permitieron encontrar, además, que diversas frutas tropicales tienen componentes que potencializan aún más los atributos del alpiste y decidieron hacer combinaciones en una pasta deshidratada que concluyó con la harina que bautizaron con el nombre de ‘Maya Grain’, única en el mundo.

 Con ello han elaborado las pizzas ‘mágicas’, de las que aseguran sus creadores que tan sólo 100 gramos de ellas son el equivalente, nutricionalmente hablando, a comer tres kilogramos de carne de res u ocho latas de atún.

 De igual forma, elaboraron unas galletas horneadas que compite con las barras de fibra, aunque su alto contenido de vitaminas, proteínas y minerales les da una gran ventaja de al menos 10 por uno.
 En la producción para transformar la comida ‘chatarra’, también hicieron unos pequeños pastelillos en forma de mantecadas; un licuado rico en nutrientes y energía y un refresco que semeja en sabor a la horchata.
 Hasta el momento han podido mantener todos los productos realizados con esa harina, hasta tres meses sin conservadores, buscando que sea completamente natural.

 ’Maya Grain’ se encuentra dentro del protocolo de registro de patente para ser elaborado de manera industrial. Durante estos casi tres años de investigaciones, todos los gastos generados han sido absorbidos por los propios estudiantes.

Etiquetas:, ,