“La fotografía no se toma, se hace”: Jorge Rivas

1 / 12


El fotógrafo Jorge Rivas Cantillo durante su charla con estudiantes de Conexión M.- Foto de Cristi Medina, Universidad Anáhuac Mayab
El fotógrafo Jorge Rivas Cantillo durante su charla con estudiantes de Conexión M.- Foto de Cristi Medina, Universidad Anáhuac Mayab
El fotógrafo Jorge Rivas Cantillo durante su charla con estudiantes de Conexión M.- Foto de Cristi Medina, Universidad Anáhuac Mayab
Cristi Medina estudiante de comunicación de la Universidad Mayab entrega reconocimiento a Jorge Francisco Rivas Castillo por haber participado en Conexión M


MÉRIDA.- El único invitado  que ha participado en las cuatro ediciones de “Conexión M” es  el fotoperiodista y publicista, Jorge Rivas Cantillo, quien siempre está abierto a compartir sus experiencias y mejores fotografías con  los integrantes del curso anual. Es un hombre que confiesa ser también amigo del pincel y el lienzo, para conformar una pintura.

Nuestro invitado en el último día  de “Conexión M” fue muy directo en la que llamó charla matutina, al explicar que la fotografía no se toma, se hace, esto debido a que el fotógrafo o fotoperiodista busca, se mueve, se inclina, se sube a lugares o es parte de la marcha para capturar el momento que le parece mejor del acontecimiento.

Jorge Rivas procura decir siempre algo al público a través de sus fotos, siendo no sólo un fotógrafo, sino ahora un fotoperiodista, quien compartió sus mejores consejos a quienes quieran o busquen ser fotoperiodistas.

El primero fue sobre el momento cuando se hace una fotografía:  aconsejó capturar el hecho que más llame la atención del acontecimiento.

Y cuando se eligen las fotos o la fotografía para complementar una nota, la decisión siempre debe estar, en que dicho apoyo visual esté diciendo lo que sucedió realmente, esté apegado a la verdad.

El primer invitado del último día de “Conexión M 2014” habló acerca de los fotoperiodistas que trabajan en los periódicos, a quienes les entregan la agenda de lugares a fotografiar y aconsejó que deben saber qué quieren decir y elegir con anticipación, cómo decirlo por medio de la imagen.

Sobre el tema del nuevo fotoperiodismo, Jorge Rivas mencionó que es sólo fotoperiodismo bien aplicado; además recordó una frase del padre de la fotografía, Henry Cartier Bresson, que dice: “La fotografía no ha cambiado desde su origen, excepto en sus aspectos técnicos, que para mí no son importantes”.

Con  esto agregó que el fotoperiodismo actual no es nuevo, sino que se adaptó a las cámaras digitales, siendo los que enmarcan los momentos de la vida yucateca, hombres y mujeres que deben buscar expresar emociones y ser descriptivos en su trabajo.

El fotoperiodista recomendó que las fotografías sobre el clima, sobre el equinoccio o de sucesos que son muy conocidos, se deben fotografiar de diferente forma, teniendo en mente la frase que tienen los fotoperiodista de National Geographic que es “Jamás retratar lo obvio”, también dijo en que se procure fotografiar en tiempos aleatorios.

Para las personas que les gusta viajar e ir a lugares y llevan su cámara fotográfica, invitó a ir a la tiendas de venta de postales y ver las fotos del lugar, procurando no repetir la imagen, ya que no tendría caso estar ahí y hacer la misma foto, “para eso mejor compra la postal”, aclaró Jorge Rivas.

Más de un consejo se llevaron los estudiantes de comunicación y periodismo de Conexión M 2014. Quienes también quieren ser fotoperiodistas, escucharon de su invitado que las grandes cosas para capturar en la cámara, en ocasiones suceden antes o después del evento.

Por último los jóvenes de una edad promedio de 21 años debatieron aquella fotografía polémica titulada “Niña y Buitre” de Kevin Carter, donde se muestra a un buitre detrás de una niña del continente africano en condiciones de desnutrición, y que incluso fue ganadora de un premio (Pulitzer) a mejor fotografía.

Tocando el tema sobre si el fotoperiodista debe involucrarse en la vida de lo que está fotografiando o no, el nuevo amigo de los jóvenes dijo “No hay ninguna foto que valga más que una vida”.-  RODRIGO VÁZQUEZ PARADA,  IECY




Volver arriba