La adhesión a la verdad, obligación de un periodista: Jorge Laviada

Una obligación de todos, pero más de los futuros comunicadores sociales u

1 / 11



Pbro. Jorge Laviada Molina en Conexión M.- Fotos de Eduardo Coral Ricalde

Pbro. Jorge Laviada Molina recibiendo su reconocimiento por parte de Fernando Espínola Rojas, participante de Conexión M

Pbro. Jorge Laviada Molina en Conexión M.- Fotos de Eduardo Coral Ricalde

Pbro. Jorge Laviada Molina en Conexión M.- Fotos de Eduardo Coral Ricalde

Pbro. Jorge Laviada Molina en Conexión M.- Fotos de Eduardo Coral Ricalde

Pbro. Jorge Laviada Molina en Conexión M.- Fotos de Eduardo Coral Ricalde

Participantes del Taller de Talentos periodísticos Conexión M.- Fotos de Eduardo Coral Ricalde

Pbro. Jorge Laviada Molina en Conexión M.- Fotos de Eduardo Coral Ricalde

Pbro. Jorge Laviada Molina en Conexión M.- Fotos de Eduardo Coral Ricalde

Pbro. Jorge Laviada Molina en Conexión M.- Fotos de Eduardo Coral Ricalde

Luis Alberto González Uribe con Pbro. Jorge Laviada Molina y Rodrigo Vázquez Parada.- Fotos de Eduardo Coral Ricalde



¿Y qué es la verdad?. Con esa pregunta arrancó la charla “Escribir con la verdad, una obligación” impartida por el director del Seminario Mayor de Yucatán, Pbro. Jorge Laviada Molina, a los 27 jóvenes del Taller de talentos Conexión M, esta mañana en las instalaciones del Diario de Yucatán.

La charla empezó con definir la verdad desde la postura del relativismo y el realismo para explicar a los jóvenes que dentro de todo conocimiento objetivo hay rasgos de subjetividad. Con un ejemplo sencillo de lo que para algunos significa el color morado, Laviada Molina explicó cómo la realidad de un objeto se percibe de acuerdo con la subjetividad de cada persona.

Además exhortó a los jóvenes a tener conciencia ética del uso de los medios de comunicación social, es decir, situar a la dignidad humana como la norma que rija la capacidad de los periodistas para escribir a favor del bien común, el progreso y la verdad, así como eliminar expresiones erróneas con el objetivo de perfeccionar las competencias y habilidades en la emisión de contenidos noticiosos.

Sinceridad, honradez y verdad deben ser los valores que rijan el equilibrio entre emisor y mensaje para poder ser congruente con lo que se afirma en los medios y no valerse del parcial anonimato de un medio impreso o la radio, asimismo los comunicadores deben propiciar un ambiente crítico para que sus emisores puedan ser críticos de su realidad, mencionó Laviada Molina.

En la plática se abordaron temas como la libertad y sus límites vinculados con la realidad. Laviada Molina enfatizó en que no se puede ser libre si se va en contra de la realidad, porque de lo contrario, se puede confundir la libertad de expresión con la ausencia de límites.

También hizo recomendaciones  prácticas para los jóvenes sobre cómo tener en cuenta al destinatario de comunicación (el ser humano), poner como valor principal la dignidad de las personas, rechazar todo mensaje que se oponga a la paz, hacer de los medios instrumentos de difusión de valores y la promoción de la cultura. Mencionó el talk show “Laura y destacó que este programa va en contra de los valores humanos.

Por último,  el sacerdote Laviada Molina expuso algunos temas a abordar en los medios como el respeto a la intimidad y el pudor, así como el concepto de mentira, infamia y difamación, así como temas pertinentes para abordar en los diferentes medios.- Jonathan Miguel Salazar Soberanis, Uady. 




Volver arriba