Hallan en Portugal restos del mayor predador terrestre de Europa

Hallan en Portugal restos del mayor predador terrestre de Europa

WASHINGTON (EFE).- Un equipo de investigadores ha hallado al norte de Lisboa los restos fósiles de una nueva especie de dinosaurio que, con diez metros de largo y de cuatro a cinco toneladas de peso, puede haber sido el mayor predador terrestre de Europa, según un artículo de Public Library of Science ONE.

Según el estudio publicado hoy, que encabezaron Christophe Hendrickx y Octavio Mateus, de la Universidade Nova de Lisboa y el Museo de Lourinhã, también puede haber sido uno de los dinosaurios carnívoros más grandes del período jurásico.

En los sedimentos del jurásico superior que hay en el centro de Portugal se han hallado restos de numerosas clases de dinosaurios que son “los más diversos desde el jurásico tardío en Europa”, señalan los investigadores.

Allí hay muestras de todas las ramas mayores en el árbol filogenético de los dinosaurios, aparte de los llamados marginocéfalos o “cabezas con reborde” que vivieron desde el jurásico superior hasta el cretácico superior entre aproximadamente 157 y 65 millones de años.

Entre esos, añade el artículo, los terápodos, un tipo de dinosaurios carnívoros, son de lejos el grupo más diversificado entre los dinosaurios.

Los científicos que descubrieron los huesos de este ejemplar al norte de la capital portuguesa creyeron inicialmente que se trataba de un Torvosaurus tanneri, una especie de dinosaurio que se ha hallado en América del Norte.

Una comparación más detallada del hueso de pantorrilla, mandíbula superior, dientes y una porción de vértebra de la cola indicó que el ejemplar merecía un nuevo nombre de especie y lo llamaron Torvosaurus gurneyi.

El T. gurneyi tenía dientes con forma de hoja de cuchillo de hasta diez centímetros de longitud, lo cual indica que puede haber estado al tope de la cadena alimenticia en la península ibérica hace unos 150 millones de años.

Los científicos calcularon que puede haber alcanzado un tamaño de diez metros de largo con un peso de cuatro a cinco toneladas.

El número de dientes, como asimismo el tamaño y la forma de la boca, diferencian al Torvosauros europeo y el americano. La mandíbula superior del T. tanneri tiene once o más dientes, en tanto que la del T. gurneyi tiene menos de once.

“Éste no es el dinosaurio predador más grande que conocemos”, señaló Hendrickx. “Los tiranosaurios, carcarodontosaurios y giganotosaurios del período cretáceo fueron animales más grandes”.

“Pero con un cráneo de 115 centímetros de largo, el Torvosaurus gurney fue uno de los carnívoros terrestres más grandes en esta época y un predador activo que cazaba otros dinosaurios grandes como lo prueban sus dientes con forma de hoja de cuchillo”.




Volver arriba