Hablan los esqueletos

Huesos aportan información sobre la peste bubónica

El cráneo de uno de los esqueletos encontrados en Londres

LONDRES (AP).- Hay veces que un diente tiene mucho qué decir. Molares extraídos de esqueletos que fueron encontrados en las obras de una nueva línea del Metro de Londres revelan secretos sobre la peste bubónica, la epidemia medieval, y sus víctimas.

Hace unos días, Don Walker, especialista en huesos del Museo de Londres, resumió la biografía de un hombre cuyos huesos fueron hallados por obreros bajo de la londinense Plaza Charterhouse: cuando era niño le dieron el pecho, se mudó a Londres de otras partes del país, de niño presentó caries, de adulto fue peón y murió cuando era un adulto joven por la peste bubónica que azotó Europa en el siglo XIV.

La vida del hombre fue dura, brutal y corta, pero la información que dejó es iluminadora. “Es fantástico que podamos estudiar con tanto detalle a un individuo que murió hace 600 años”, dice Walker. Los 25 esqueletos fueron descubiertos el año pasado durante las obras de Crossrail, nueva línea ferroviaria en la que se están perforando 21 kilómetros de túneles bajo el corazón de Londres.

Ayer se informó que el análisis indica la presencia de la bacteria Yersinia pestis, que provocó la peste.

Esqueletos | Información

La presencia de la Yersinia pestis no fue la única conclusión de los estudios.

Resultados

Arqueólogos, microbiólogos y médicos aplicaron técnicas específicas al descubrimiento. El carbono 14 ayudó a determinar cuándo ocurrieron los entierros; la geofísica forense, a ubicar más restos, y el estudio de isótopos de oxígeno y estroncio en los huesos reveló detalles de la dieta y la salud.




Volver arriba