Física colombiana galardonada en EE.UU. por su trabajo con “átomos fríos”

WASHINGTON (EFE).- La física colombiana Ana María Rey recibió esta semana el máximo galardón de la Casa Blanca para jóvenes científicos por su investigación con átomos fríos que puede conducir a grandes avances tecnológicos en áreas como el transporte.

“Desde que he llegado a Estados Unidos he recibido apoyo para triunfar en mi carrera y eso lo aprecio mucho”, dijo en entrevista con Efe Rey, quien estudió Física en la Universidad de los Andes (Colombia) y obtuvo posteriormente un doctorado en la Universidad de College Park (Maryland).

Su pasión por la Física comenzó en el colegio gracias a la influencia de un profesor- “Se llamaba Víctor Caro y me transmitió un amor muy grande por la Física”, explicó la científica de 36 años.

Tal era su interés que solía pedirle a su maestro que le recomendase “más y más problemas”.

Así que cuando acabó el bachillerato “estaba segura” de que quería estudiar Física y ni siquiera la oposición de sus padres la llevó a cambiar de planes.

“Fui a la Universidad de Los Andes, puedo decir que sin la aprobación de mis papás, que querían que estudiara ingeniería, así que estuve de buenas porque me gané una beca para estudiar Física y ahí comenzó mi carrera”, afirmó.

En el 2000, tras concluir sus estudios en Colombia, siguió su formación en EE.UU. y en el 2005 logró el primero de una larga serie de reconocimientos, al recibir el premio a la mejor tesis doctoral en física atómica, que allanó el camino para un posdoctorado en átomos fríos en la Universidad de Harvard.

Rey, en la actualidad profesora de JILA, un instituto conjunto de la Universidad de Colorado en Boulder y el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología, explica que su trabajo se centra en utilizar la luz para enfriar los átomos y explorar de ese modo la mecánica cuántica.

La idea, dice, es utilizar esos átomos fríos, que se pueden controlar perfectamente en laboratorio, para entender un sistema muy complejo como el de la mecánica cuántica, lo que puede conducir en última instancia “a avances tecnológicos muy importantes”.

“Puede llevar a una cosa que se llama super-conductividad a alta temperatura, que es que la corriente pase sin disiparse continuamente y eso lo podemos utilizar para transporte” de alta velocidad a costes mucho menores que los actuales, señaló la investigadora.

Ese campo de la investigación, llamado simulación cuántica, está muy correlacionado, según relata Rey, con la idea de crear un computador cuántico, capaz de resolver problemas que ahora no se entienden como el origen de los materiales ferro-magnéticos.

“Tenemos una imagen muy buena de un imán, sabemos cómo funciona pero para explicar su comportamiento se requiere entender el comportamiento de los electrones interactuando entre ellos. Muchas de esas preguntas todavía no tienen respuesta”, dice.

Su sueño es poder contribuir con su investigación, “en unos cinco o diez años”, a que se cree un ordenador cuántico- “Ver con mis ojos que eso es una realidad sería un sueño”, aseguró.

Su tercer área de interés son los sistemas de precisión basados en la energía de los átomos- “Podemos utilizarlos para medir el tiempo con mucha precisión y eso nos permite mejores sistemas de navegación, comunicación, GPS…”.

Por lo demás, Rey, que recibió también este año una de las conocidas como “Becas Genios” de la Fundación MacArthur, que otorga 625.000 dólares sin condiciones a un selecto grupo de 24 personas, celebra el avance de la ciencia en su país natal.

“La situación en Colombia está mejorando a un ritmo muy bueno”, dijo la científica, quien recordó que, a diferencia de hace unos años, ahora ya hay programas de doctorado en Física Teórica y expertos formados en EE.UU. están regresando y creando equipos de investigación en áreas punteras.

Para que ese proceso siga acelerándose, la investigadora considera clave que el Gobierno colombiano fomente el amor por la ciencia en colegios y pregrados.

Rey tiene también un mensaje para las mujeres científicas, todavía minoría- “Lo importante es tener confianza en nosotras. Lo que yo trato de fomentarles a mis estudiantes y a las mujeres que conozco es que confíen en ellas y traten de dar lo mejor (…) y estoy segura de que así pueden lograr las metas propuestas”.

La investigadora colombiana y otros 101 científicos e ingenieros recibirán el próximo año en una ceremonia en la Casa Blanca el Premio Presidencial para Científicos e Ingenieros en la etapa inicial de sus carreras, cuyos ganadores se conocieron esta semana.- Teresa Bouza




Volver arriba