Expertos de los cinco continentes crean gestión del mar profundo

MÉXICO (Notimex).- La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) informó que fue creada la ‘Iniciativa de Gestión del Mar Profundo’, que propone un plan para impulsar y equilibrar la investigación científica y la extracción de recursos de manera sostenible con apoyo de mejores políticas para su regulación.

‘Es una iniciativa de gestión en la que participamos científicos de las ciencias naturales y sociales, incluidos economistas y abogados ambientales de naciones desarrolladas y en vías de desarrollo’, indicó dijo Elva Escobar Briones, investigadora y directora del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología (ICML) de la UNAM.

Detalló que la iniciativa fue creada con 28 expertos de 14 instituciones académicas de los cinco continentes, quienes hacen un llamado para administrar el espacio marino más grande del mundo antes de que ocurra una pérdida permanente.

La coautora del artículo sobre la DOSI que se difunde hoy en la sección Policy Forum de la revista Science junto con Kathryn Mengerink, codirectora del Programa de Océanos del Instituto de Derecho Ambiental, y otros, indicó que ello se puede lograr con el uso sensato de los recursos para conservar el equilibrio ecológico de las profundidades oceánicas.

Explicó que el mar profundo, que va de los 200 metros bajo la superficie hasta los fondos o suelos oceánicos a poco más de 11 kilómetros, abarca más de la mitad del planeta y es un vasto sitio de vida que guarda recursos valiosos y de interés para diversos usuarios.

‘Las primeras exploraciones al mar profundo iniciaron en el siglo XIX y continuaron con mayor intensidad en las décadas de 1950 y 1960, pero aún es necesario adquirir más conocimiento’, por lo cual es importante impulsar campañas científicas y trabajar en forma conjunta y coordinada con los distintos sectores, enfatizó.

Entre los desafíos que se enfrentan, destacó los impactos de las actividades asociadas al desarrollo de la pesca de profundidad, la extracción de petróleo y gas, la eliminación de desechos y la contaminación derivada de las zonas urbanas que ya ocasionaron daños a corto y largo plazos, y posiblemente irreversibles, en algunos ambientes del mar profundo.

Finalmente, señaló que ‘la gobernanza de los ecosistemas de columna de agua y de los fondos marinos por debajo de 200 metros de profundidad contempla reglamentaciones complejas de jurisdicción nacional e internacional, que complican el poder garantizar la salud futura del mar profundo’.




Volver arriba