El agua, una alternativa a la gasolina

El CICY celebra el Día Mundial del vital líquido

La conmemoración del Día Mundial del Agua en el Centro de Investigación Científica de Yucatán incluyó visitas al jardín botánico

Ustedes qué piensan: ¿podría funcionar el motor de un ventilador o de un vehículo únicamente con agua?

Pues sí, sí podría, y quedó justamente demostrado en las actividades que ayer se llevaron al cabo en el Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY) con motivo del Día Mundial del Agua.

El programa, que congregó a niños, jóvenes y adultos, se realiza por segunda vez en el CICY e incluyó, además de demostraciones de combustibles alternativos, visitas guiadas por el jardín botánico y conferencias.

Día del Agua

El Día Mundial del Agua fue decretado por la ONU en 1992, recordó la doctora Verónica Franco Ortiz, responsable del espacio Cultura del Agua.

Fue a las 10 de la mañana (la jornada concluyó a la 1 de la tarde) cuando llegaron los primeros visitantes, a los que se ofreció un recorrido por las instalaciones, entre ellas el jardín botánico, donde conocieron acerca de las más de 600 especies que allí viven.

Lo que más les llamó la atención fueron las demostraciones de obtención de combustibles de fuentes alternativas, útiles dada la actual crisis por el agotamiento de los combustibles fósiles.

Se les explicó cómo producir energía a través del cultivo de microalgas, en el que, de acuerdo con la doctora Franco Ortiz, se obtienen lípidos que pueden transformarse en biocombustibles.

Otra es la ruptura de la molécula de agua, también conocida como hidrólisis. Con una fuente de energía se separan los átomos de hidrógeno y oxígeno, “el oxígeno se libera mientras que el hidrógeno se acumula en equipos especiales y ese hidrógeno se puede utilizar como fuente de energía a través de un motor”, señala la doctora Franco. El prototipo fue capaz de hacer funcionar un ventilador, una lámpara y un carrito en miniatura.

Entrevistada en un momento del recorrido, la doctora Franco Ortiz apunta que en Yucatán hay mucho desconocimiento del comportamiento del sistema hidrológico. “Nuestro sistema hidrológico es muy complejo, uno piensa que nada más son ríos subterráneos y cenotes, pero en realidad hay mucho más atrás de ello, que yo creo que es importante que la población conozca y entienda cómo funciona y cómo está interconectado”.Considera que sería bueno recuperar la cosmovisión que tenían los antiguos mayas. “Para ellos el agua era sagrada. ¿Por qué no recuperar eso? Si nosotros viéramos que el agua es sagrada no la ensuciaríamos, no la desperdiciaríamos y, apelando a esas emociones, tal vez podamos mover fibras que hagan cambiar a la gente su actitud o su relación con el recurso”.Acerca de la contaminación de los cenotes, en algunos de los cuales, dicen, se han sacado refrigeradores y computadoras, “la cuestión no es nada más reparar el daño y limpiarlo, tenemos que cambiar nuestra actitud de fondo, relacionarnos con el recurso de otra manera y asimilar que el agua es sagrada y si no la cuidamos o no dejamos limpia no vamos a tener posibilidades de seguir viviendo”. – Jorge Iván Canul Ek




Volver arriba