Miles de meridanos en el Domingo de Bachata

1 / 10


Miles de meridanos en el Domingo de Bachata
Miles de meridanos en el Domingo de Bachata
Miles de meridanos en el Domingo de Bachata
Miles de meridanos en el Domingo de Bachata
Miles de meridanos en el Domingo de Bachata
Miles de meridanos en el Domingo de Bachata
Miles de meridanos en el Domingo de Bachata
Miles de meridanos en el Domingo de Bachata
Miles de meridanos en el Domingo de Bachata
Miles de meridanos en el Domingo de Bachata


El Domingo de Bachata convocó a miles de meridanos. De los cuatro puntos cardinales llegaron familias enteras. Los disfraces, a la orden del día para muchos, especialmente los niños. Grupos de jovencitos, mujeres y varones, que como parte del relajo y la diversión usaban pelucas rosadas, moradas, azules o amarillas y formaban coloridas filas que se perdían entre los demás paseantes.

Los Morales Pérez llegaron temprano desde Ciudad Caucel: papá, mamá y dos hijos pequeños.

Raúl Morales comentó que siempre acostumbra acudir al Carnaval con su familia y este año no tendría por qué ser la excepción.

Añadieron que también les gusta acudir a la Feria de Xmatkuil, por lo que ya están acostumbrados al viaje. La familia llegó temprano para tener buen espacio en el estacionamiento.

En autobús o vehículo particular llegaron miles de personas para disfrutar de plaza carnaval.

Los rayos del sol que desde esa hora ya se sentían con toda su intensidad no menguaron el ánimo de fiesta. Las tarimas que instalaron varias radiodifusoras hicieron su parte y animaban el ambiente con música en vivo. Para mitigar los efectos del Sol, muchos optaron por utilizar sombrillas.

Los autobuses que brindan el servicio gratuito de traslado a Plaza Carnaval comenzaron a llegar con cupo completo desde sus primeros viajes.

Al comenzar el desfile, minutos después de la una de la tarde, la zona de palcos gratuitos lucía llena, Los sombreros, paraguas y gorras daban un colorido especial al lugar.

Los niños fueron los más emocionados por los obsequios.

—Me gusta más aquí que en Paseo de Montejo… Lo que no entiendo es cómo construyen las carrozas, al rato voy a verlas —expresó el pequeño Ángel.

La señora Gloria Rodríguez dijo que es el primer día que acude al Carnaval en Xmatkuil y anticipó que hará recorridos para disfrutar los espectáculos que se presentan al término del derrotero.

—Es primera vez que vengo y está muy cómodo, sólo falta que le pongan toldo a los palcos —sugirió.

Eduardo Ortiz dijo que junto con su familia se divirtió, pues hay más espacio para las personas que no pueden pagar un palco.

—Está mejor porque hay más espacio, puedo ver mejor el paseo y al terminar voy a entrar a Plaza Carnaval para convivir un rato con la familia e ir al castillo de la Coca Cola para ver la obra de teatro que se está presentando —manifestó.

La señora Guadalupe García dijo que fue un acierto del Ayuntamiento de Mérida trasladar el Carnaval a Xmatkuil pues cuenta con la infraestructura necesaria para que se divierta cada integrante de una familia.

—En el Paseo de Montejo no se podía disfrutar del desfile, ya que en las tarimas donde se presentaban los grupos musicales se amontonaba la gente y no podías pasar y te empujaban —dijo—. En cambio aquí hay zonas para jóvenes y niños, así como nosotros podemos disfrutar de la música de tríos y los conjuntos… es más familiar (el carnaval).

En Plaza Carnaval la diversión comienza desde la entrada. Vehículos tipo gua-gua ofrecían a los visitantes recorridos por varias zonas de Plaza Carnaval.

Al entrar a la Plaza, la tarima de una radiodifusora, con música en vivo, formaba parte del recibimiento a los visitantes, además de los personajes que en altos zancos se paseaban entre el público.

Entre los atractivos está la muestra fotográfica que la Dirección de Cultura instaló en la nave del Ayuntamiento. Fotografías de gran tamaño con estampas carnavalescas de principios del siglo XX, propiedad de la Fototeca Guerra, forman esta atractiva y poco usual opción para los que acuden al Carnaval.

Los asistentes no tuvieron tregua en entretenimiento, ya que desde temprana hora se ofrecieron actividades, como acrobacias urbanas y en bicicleta.

El grueso de las actividades, sin embargo, empezó a partir de las 3 de la tarde, cuando ya estaba por concluir el desfile de Bachata. Hubo presentaciones musicales, pamplonada infantil, festejo taurino a la usanza portuguesa y, para cerrar la jornada, el espectáculo de Nelson Kansela en el área denominada “La bomba”.- (Boletín 113-14)

Etiquetas:, ,