Rol de padres de familia pasa de autoritario y rígido a tolerante

REYNOSA, Tamaulipas (Notimex).- La paternidad, un rol que por muchas décadas se ejerció con autoridad y rigidez se ha modificado a lo largo de los últimos años entre la sociedad mexicana, por unos padres más amorosos, tolerantes y dispuestos a involucrarse en las actividades diarias de sus hijos.

En la celebración del Día del Padre, festejo que nació en México en la década de los años 50, son notorios los cambios que se presentan a la fecha, pues de ser solamente el proveedor de la familia, ahora los padres de familia llevan a cabo tareas que antes solo correspondían a la mamá.

“El rol de los padres desde la era cavernícola era la de ser únicamente proveedor, mamá era la que se encargaba de labores domésticas, atención de los hijos y todo lo que surgiera tenía que resolverlo pues por eso se quedaba en el hogar, no trabajaba” explicó, María de Jesús Espinosa.

La psicóloga, quien cursó sus estudios profesionales en Monterrey, Nuevo León, dijo a Notimex, que desde hace algunos años el rol de los papas ha cambiado y actualmente es fácil encontrarlos en labores que los involucran la cocina, aseo del hogar, supermercado, e incluso peinando a sus hijas.

“Los roles han cambiado, pues los papás de hoy les tocó vivir una niñez con un papá lejano, ya que la manera que se tenía para demostrar el amor era siendo proveedor de los alimentos, la escuela, la ropa, los alimentos, la diversión y la salud”, dijo.

Manifestó que los papás actuales han modificado incluso los estilos de trabajo, mismos que les permiten compartir más tiempo con su familia e involucrarse en las actividades en donde anteriormente solo se veía a las mamás.

Refirió que el paso de los años ha dejado atrás el paradigma ‘los hombres no lloran’ y ahora demuestran su amor y cariño a los hijos pues no solo se comprometen económicamente, sino que comparten responsabilidades escolares, deportivas, académicas, culturales entre otras con sus hijos.

Desde hace varios años, expuso, la presencia de los padres de familia en las diversas actividades de sus hijos se ha incrementado hasta en un 50 por ciento en comparación con tiempos pasados.

‘En las escuelas ya no se ven solo a las madres, ya también son los padres los que se acercan, van a dejar o recoger a sus hijos, se informan sobre su conducta, comportamiento, en fin se interesan por las cosas que realizan’, manifestó.

Resaltó que el machismo, autoritarismo y el patriarcado han ido desapareciendo paulatinamente en la sociedad, ya que los hombres han aprendido a compartir responsabilidades y obligaciones en el hogar, ‘están más comprometidos con la atención, educación, salud y desarrollo de sus hijos’.

La psicóloga dijo que la evolución en el rol del papá no tiene límites e incluso hay quienes se encargan de preparar la comida, hacer el almuerzo a sus hijos, llevarlos de compras, vacaciones, a competencias entre otras actividades.

“Los padres actuales le entran a todo, no le temen a la cocina, y no se limitan en hacer un simple emparedado, aprovechan los conocimientos de otras personas y de la tecnología para preparar comidas completas y saludables”, expresó.

Los avances tecnológicos como las diversas redes sociales permiten aumentar la comunicación entre padres e hijos, luego de que algunos por cuestiones laborales tienen que estar fuera del hogar, indicó.

“La tecnología se ha convertido en una herramienta de mucha utilidad para no perder el contacto con los hijos y la familia, funciona en un mundo globalizado, es una opción para no perder la comunicación”, dijo.

La especialista se pronunció favor de los cambios actuales que han dejado ser a los hombres más cariñosos, amorosos y que se involucran en las actividades de sus hijos, pero reconoció que en ocasiones se pierden los límites de este rol, mismo que se celebra desde hace décadas el tercer domingo del mes de junio.

Exhortó a los padres de familia a educar y criar a sus hijos con amor, límites y reglas para hacer de ellos seres positivos y adaptados a una sociedad cada vez más compleja.

“Pueden ser unos papas afectivos, juguetones, comprensivos pero sin dejar de jugar el rol de Padre, que es el de ser el mediador entre el mundo exterior y el hijo”, resaltó.- Blanca Zumaya

Etiquetas: