Pequeño bazar bajo los árboles

Un atractivo más del domingo en Paseo de Montejo

Philippe Caisson, promotor de Le Bazar, y María Cristina Paris, con productos de Puras Cosas Buenas

Cobijado bajo la sombra de los árboles del Paseo de Montejo, cada domingo se instala en la acera un espacio de venta al paso de la gente, que sus organizadores bautizaron como Le Bazar.

Ya son dos meses de que el espacio se estableció en el cruce de las calles 37 y 39 de Montejo, donde se ha convertido en un atractivo más, principalmente para quienes acuden a la Bici-Ruta.

Se trata de una veintena de expositores que de 8 de la mañana a 1 de la tarde llenan de colores, texturas y sabores la acera. Se ofrecen croissants franceses, quesos italianos y postres canadienses, aunque también hay puestos de bolsos y carteras de piel, joyería y semillas.

Darse una vuelta por el lugar es como visitar un mercadito, aunque Philippe Caisson, el promotor, insiste que es un bazar que lo mismo oferta productos mexicanos que de otras partes del mundo o una mezcla de ambos, como los bolsos de piel Massimo Abbale, cuya materia primera es 90% mexicana.

“La idea de montar Le Bazar es animar el Paseo de Montejo, motivar a la gente a que consuma productos orgánicos”, indica Philippe tras enumerar todo lo que el visitante puede encontrar, desde pastelería francesa hecha con productos típicos del país europeo hasta los postres más tradicionales de Canadá, como el Nanaimo Bars. “Son sabores que nunca se han probado aquí”, dice Nova Lee Black, propietaria de Sweets Canadá, que ocupa una mesa bajo un frondoso tamarindo.

Quesos naturales

También participa el negocio Puras Cosas Buenas, que oferta diferentes variedades de queso: manchego, picante o con pimiento, pero elaborados de forma artesanal en un rancho italiano cercano a Oxkutzcab, según explica María Cristina Paris.

“Son quesos elaborados con productos naturales, no usamos químicos”.

Unos pasos adelante está el puesto de Massimo, quien vende bolsos y carteras de su creación. Los accesorios están hechos de piel de vaca, cabra y serpiente, aunque igualmente hay piezas de algodón. Quienes aman los accesorios pueden hurgar en la mesita de Alejandro D’Acosta, de Joyería Luz. Los accesorios son hechos a mano por el propio Alejandro, quien trabaja con piedras naturales y nada sintético.

En Le Bazar también se puede encontrar plantas, semillas y productos de salud. “No se trata de un mercado especializado, es un pequeño bazar donde cada quien trae el producto que desea vender”, dice Philippe, quien espera que el espacio se vuelva un punto obligado no sólo de los ciclistas que participan en la Bici-Ruta sino de la gente de Yucatán y turistas.- Iván Canul Ek

Domingo | Actividades

Ayer fue un día de mucha actividad en Paseo de Montejo, pues se llevó al cabo la Jornada Mundial del Día del Medio Ambiente.

Jornada

El programa se desarrolló en la ermita de Santa Isabel. Fue convocado por el Ayuntamiento de Mérida, Cemex y la asociación Sé Verde.

Feria

La jornada incluyó una feria con expositores de plantas, comida y productos de miel, entre otros.

Le Bazar

Philippe Caisson aclara que “no se trata de un mercado especializado”, sino de “un pequeño bazar donde cada quien trae el producto que desea vender”.




Volver arriba