Llegó para nunca irse

Alejandro Maldonado durante la clase de yoga que ofreció en el Country Club

Alejandro Maldonado debe a una tía su primer acercamiento al yoga. Fue ella quien le descubrió la práctica de la disciplina, por la cual Alejandro es ahora conocido en todo el país.

“Lo que me atrajo fue el trabajo psicofísico que atendía mi cuerpo, mi mente y mis emociones. eso hizo que el yoga llegara para quedarse”.




Volver arriba