La depresión no es un aspecto normal de la vejez

MÉRIDA, Yuc.- En México, el 9% de la población es mayor de 60 años y en Yucatán el porcentaje asciende hasta el 10.1%, lo que definitivamente lo convierte en un estado envejecido, señaló el psicólogo José Garfias Cáceres, especialista en atención a la tercera edad.

De ellos, añadió, al menos 11 de cada 100 han recibido un diagnóstico de que sufren o han sufrido depresión, de acuerdo con un estudio Instituto Nacional de Geriatría con cifras de 2010.

La depresión, explicó, es la enfermedad psiquiátrica más frecuente en la población anciana. Tiene una prevalencia del 1-4% en personas de edad superior a 65 años y origina el 60% de los ingresos médicos en personas adultas mayores.
Sin embargo, expresó, es erróneo creer que es normal que los ancianos se depriman; al contrario, la mayoría de las personas de edad avanzada se sienten satisfechas con sus vidas.

“Cuando un anciano se deprime a veces su depresión se considera erróneamente un aspecto normal de la vejez. La depresión en los ancianos, si no se diagnostica ni se trata, causa un sufrimiento innecesario para el anciano y para su familia. Con un tratamiento adecuado, el anciano tendría una vida placentera”, añadió Garfias Cáceres, quien tiene maestría en Gerontología y especialidad en Atención a la Tercera Edad.

En los adultos mayores, explicó, muchos cambios en la vida pueden incrementar el riesgo de depresión o llevar a que la depresión existente empeore. Algunos de estos cambios son:

• Enfermedades incapacitantes.
• Muerte del cónyuge, hijos o familiares cercanos.
• Pensionarse o jubilarse.
• Dolor crónico.
• Pérdida de la independencia (moverse, cuidarse o velar por sí mismo).
• Efectos secundarios de medicamentos que debe tomar diariamente.
• Enfermedades como el Mal de Párkinson, enfermedades cerebrovasculares, problemas tiroideos, entre otros.

La depresión en los adultos mayores puede ser difícil de detectar debido a que síntomas como la fatiga, inapetencia y problemas para dormir pueden ser tomados como algo normal del proceso de envejecimiento o de un padecimiento físico. Como resultado, la depresión temprana puede ser ignorada o confundida con otras afecciones que son comunes en las personas mayores, y cuando por fin es diagnosticada suele ser demasiado tarde y la depresión ya es crónica. La depresión crónica tiene consecuencias físicas y mentales que pueden complicar un problema de salud existente de una persona de edad avanzada y desencadenar nuevas preocupaciones.

Lo anterior resulta preocupante ya que el índice de mortalidad de los hombres y mujeres de la tercera edad que tienen depresión y sentimientos de soledad es mayor que el de aquellos que están satisfechos con sus vidas.
El psicólogo Garfias Cáceres, junto con el presbítero Alejandro de Jesús Álvarez Gallegos, será ponente en el curso “Salud mental en adultos mayores. Depresión y demencia, qué son y qué hacer…” que la Pastoral de la Salud e Infolaicos Mérida impartirán este viernes 4 y sábado 5 de julio.

Esta capacitación es un módulo del “Taller para cuidadores de personas dependientes” y tiene un costo de 300 pesos por ocho horas del curso, el viernes de 17:00 a 21:00 horas y el sábado de 9:00 a 13:00 horas. La cita es en avenida Colón número 202 con 28 de la colonia García Ginerés.

Más informes al teléfono celular 9991-63-55-89, al correo [email protected] y en Facebook Infolaicos Mérida Yucatán.
El presbítero Álvarez Gallegos es licenciado en Bioética.

COMUNICADO.



..

Volver arriba