Hay que aprovechar la soledad

Hay que aprovechar la soledad

Autor: Pilar VarasGómez (*)

La palabra soledad viene del griego y significa desolado, solo, devastado, destruido, arruinado.

¿Qué origina la soledad? Las causas pueden ser muchas, por ejemplo una ruptura conyugal, la pérdida de un familiar, el acoso escolar, una enfermedad contagiosa y la lista podría seguir, pero lo que sí es una realidad es que la soledad produce aflicción, desesperación, vacío y miseria espiritual.

El vacío es muy difícil de sobrellevar. Hay personas que disfrutan estando solas, como los ermitaños que ven en la soledad a su mejor aliada para la meditación espiritual. Hay personas de por sí solitarias que, además de recomendar que la gente lleve una vida tranquila, la soledad se vuelve su modo de vida, pero la mayoría de las personas somos seres sociables y nos gusta la compañía de otras personas para sentirnos bien, empezando por relacionarnos con la familia.

Hay estudios que demuestran que muchos enfermos que se desenvuelven con educación, buenos modales y realizan visitas de cortesía a sus seres queridos pueden curarse más rápido que las personas que no lo hacen.

La soledad no deseada es muy dolorosa, pero hay que aprender a combatirla, perdiéndole el miedo y reorganizando la propia vida.

En soledad se pueden realizar actividades como pintar, cantar, leer, meditar en nuestro mundo interior y profundizar en nuestros pensamientos, tratando siempre de que sean positivos y alegres.

Momento creativo

No perdamos el tiempo sin hacer nada, utilicemos la mente de forma creativa. Las personas que logran sacar provecho de su soledad rara vez se aburren y encuentran que la vida puede ser entretenida y divertida, superando con sabiduría los obstáculos que la soledad conlleva.

—–

*) Diplomada en protocolo y organización de eventos, y artista plástica. Correo: [email protected]




Volver arriba