Gatos, peras y osos: Japón tiene muchos personajes

Gatos, peras y osos: Japón tiene muchos personajes

Gatos, peras y osos: Japón tiene muchos personajes. En la imagen, Hello Kitty

Gatos, peras y osos: Japón tiene muchos personajes. En la imagen, Hello Kitty

TOKIO, Japón (AP).- Muchos se enteraron la semana pasada que Hello Kitty en realidad es una niña y no un gato, puede ella no es la única integrante del enorme mundo de personajes divertidos de Japón.

Hay miles y están por todas partes, como el favorito de mucho tiempo Doraemon (que sí es un gato) e incluso tiene una adivinanza diaria en un periódico nacional. También están el pequeño monstruo Pikachu y Rilakkuma (el “oso relajado”), que cuelga de las mochilas de las jovencitas. Hello Kitty y Doraemon sobresalen entre hordas de recién llegados, muchos creados por gobiernos municipales para promover el turismo y los productos locales.

El mercado de estos personajes sumó 2,3 billones de yenes (23.000 millones de dólares) el año pasado, de acuerdo con la firma de análisis Yano Research Institute Ltd. A continuación, algunos de los personajes que sobresalen de la multitud:

QUE NO LE DEN GATA POR LIEBRE

Creada hace 40 años, Hello Kitty es un dibujo de trazos simples: tres óvalos negros que forman los ojos y la nariz, sin boca. En contraste con los expresivos Mickey Mouse y Garfield,

Hello Kitty

Hello Kitty

 no muestra emociones, pero su simplicidad ha atraído desde niños hasta devotos de la moda.

Un artículo en el diario Los Angeles Times creó una tormenta en internet la semana pasada cuando explicó que el personaje no es un gato a pesar de sus orejas y bigotes, sino una “muchacha alegre de corazón suave”, según el sitio oficial de su parque temático, Sanrio. Nacida como Kitty White (Gatita Blanca) en los suburbios de Londres, pesa lo mismo que tres manzanas, goza de hornear galletas y sueña con volverse un poeta o pianista.

 

UN OSO ADORABLE Y GRATIS

Kumamon

Kumamon

El torpe oso negro Kumamon es tal vez el más exitoso de los nuevos personajes creados para promover una ciudad en Japón. Su nombre significa nativo de Kumamoto, una prefectura del sur de Japón.

El personaje fue presentado el 12 de marzo de 2010, el día en que el tren bala de Japón entró en servicio pleno en el sur. La prefectura no cobra cuota de licencia para utilizar una imagen sencilla de Kumamon y los expertos creen que esa ha sido la clave de su éxito.

A medida que su popularidad creció, más y más compañías quieren aprovecharlo. Hoy aparece no sólo en recuerdos relacionados con Kumamoto, sino también en innumerables productos, desde fideos instantáneos hasta dulces y cosméticos.

NI OSO NI PERA

Funassyi

Funassyi

Un hiperactivo personaje que parece un oso se combinó con una pera asiática de la ciudad de Funabashi, a las afueras de Tokio, para tomar Japón por asalto el año pasado. Funassyi, una combinación de Funabashi y la palabra pera en japonés, no es una mascota autorizada de la ciudad sino el producto de un artista local.

Funassyi aparece regularmente en la televisión y lanzará un CD de Universal Music Japan. El personaje trajo ganancias de unos 200 millones de yenes (dos millones de dólares) el año pasado.

 

EL FAVORITO DE SIEMPRE EN JAPÓN

Doraemon

Doraemon

Doraemon, un gato robot azul que viene del siglo XXII, comenzó como un personaje de manga (cómic) en 1969. En el estómago tiene un bolsillo de cuatro dimensiones con un suministro interminable de artículos para ayudar a sus amigos, como una “máquina del tiempo” y “una puerta a cualquier lugar” que les permite viajar a todo sitio y todo momento que deseen.

 

UN OSO PARA ALIVIAR EL ESTRÉS

Rilakkuma

Rilakkuma

Rilakkuma (el “oso relajado”) generalmente descansa en un sillón amarillo, a veces mordisqueando bocadillos, reflejando un estilo de vida libre de estrés. Es el regalo ideal para la oficinista veinteañera.

Varias de las frases célebres de Rilakkuma _como “duerme y reinicia” y “vamos a preocuparnos cuando suceda”_ han sido recopiladas en una serie de libros populares, una especie de remedios para un Japón estresado.




Volver arriba