España: Niños salen a las calles para ver a los Reyes Magos

España: Niños salen a las calles para ver a los Reyes Magos

Los Reyes Magos llegan al Moll de la Fusta de Barcelona para atender las peticiones de los niños al comienzo de la tradicional Cabalgata por las calles de la ciudad

Los Reyes Magos llegan al Moll de la Fusta de Barcelona para atender las peticiones de los niños al comienzo de la tradicional Cabalgata por las calles de la ciudad

MADRID, España (EFE).- Miles de niños llenaron hoy calles de ciudades y pueblos de España para ver pasar las cabalgatas de los Reyes Magos, que llegaron en barco, tren, helicóptero o a lomos de dromedarios, envueltos en esa fantasía chispeante que sorprende y emociona a los más pequeños.

Además del colorido, las luces y la música, las carrozas arrojan toneladas de caramelos y van repletas de juguetes que los niños observan emocionados y que esperan recibir esta noche en sus casas, sin olvidar dejar antes en el balcón un vaso de leche para los Reyes Magos y alguna zanahoria para sus camellos o caballos.

Desde primeras horas de la tarde, los centros de las grandes ciudades quedaron cerrados al tráfico y colapsados por miles de familias tomando posiciones para poder ver mejor el espectacular desfile.

En esta ocasión, en muchos sitios se ha reforzado la seguridad con más agentes y vallas más firmes en el recorrido de las mayores cabalgatas, después de que el año pasado muriese un niño de 6 años en Málaga (sur), atropellado por una carroza.

También se han adoptado diferentes medidas para que los caramelos arrojados desde las carrozas caigan lejos de los vehículos que las transportan para evitar que pongan en peligro a niños que intenten recogerlos cerca de las ruedas de los vehículos.

Esta es además una gran jornada para los comercios, ya que permanecen abiertos hasta tarde para aquellos que han dejado para el último momento la compra de regalos, que también, aprovechando la ocasión, suelen intercambiarse los mayores.

Tras la campaña de Navidad, la mayor parte de los comercios y grandes almacenes en España han adelantado el periodo de rebajas, que tradicionalmente comienzan el 7 de enero, en el intento de animar las ventas y conjurar la crisis.

La Cabalgata de Madrid es una de las mayores y suele congregar alrededor de un millón de personas para ver desfilar a los Magos de Oriente, cuya comitiva contó con más de una veintena de carrozas, tres dromedarios, ochenta ocas, tres bandas universitarias, un elefante mecánico, dos escuadrones a caballo, un unicornio y una lechuza gigantes.

La fina pero persistente lluvia no pareció desalentar al numeroso público que acudió a ver la Cabalgata de los Reyes Magos en la capital española.

La Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura, compuesta por niños paraguayos que tocan aparatos e instrumentos construidos con material recuperado de vertederos, actuó en la Cabalgata de Madrid, pocas horas después de ofrecer en el Auditorio Nacional de Madrid un concierto al que asistió la reina Sofía.

Además estuvo invitada a participar en la Cabalgata la banda de la universidad Estatal de Carolina del Norte (NCSU), con 185 miembros, y la de Lake Zurich High School de Illinois, ambos centros de EEUU.

En Las Palmas de Gran Canaria, los Reyes Melchor, Gaspar y Baltasar llegaron a bordo de tres barcos a la base naval de dicha ciudad.
También llegaron por de Marzo al puerto de Barcelona (noreste), donde entraron en el puerto a bordo de pailebote, un velero característico del Mediterráneo occidental que era utilizado en la navegación de cabotaje, y que cuando no navega se puede visitar, cualquier día del año, en el muelle de la Fusta del puerto barcelonés.

Los Magos de Oriente fueron recibidos por una multitud y el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, antes de recorrer en un gran y festivo desfile el centro de la ciudad.

Otra tradición de esta fiesta en España es el Roscón de Reyes, que adornado con frutas y en algunos casos relleno de nata o chocolate, hay que comerlo despacio porque esconde en sus entrañas figuritas que pueden costar una visita al dentista.

La ONG Aldeas Infantiles ha repartido hoy 1.500 kilos, equivalentes a unas 10.000 raciones de Roscón de Reyes, en el centro de Madrid para reivindicar “el derecho de todos los niños a disfrutar de momentos felices en familia”, un acto solidario que lleva celebrando desde hace 25 años.

Con este gran dulce navideño lo que la organización quiere es sensibilizar a la sociedad española de que “hay muchos niños que desgraciadamente no pueden vivir con sus padres, hermanos o abuelos”, explicó a Efe el presidente de la ONG, Pedro Puig.




Volver arriba