Algunas ideas “para verte mejor”

LONDRES.- Entre las propuestas para mejorar la tecnología de los lentes la BBC repasa las siguientes:

El invento de los bifocales de Benjamín Franklin se mantiene vigente. Menos celebrados en la actualidad son los anteojos patentados por John Richardson en 1797, que tenían cuatro lentes: dos al frente y dos a los lados, que se podían superponer a los frontales para combinar el poder de ambos.

Se les llegó a conocer como “anteojos ferroviarios” pues cuando la gente empezó a viajar en la parte de arriba de los trenes esos visores laterales los protegían del humo, viento y chispas. Y cuando los lentes eran oscuros, del sol.

Lentes para pollos. Durante mucho tiempo los granjeros han buscado la manera de evitar que los pollos se piquen entre ellos. Es una conducta anormal que desarrollan en cautiverio.

En 1903 fue presentada la primera solicitud de patente para un “protector de ojos para pollos”. A ésta le siguió, en la década de 1930, una para “gafas rosas para pollos” con lentes teñidos de rosado para distorsionar los colores que veían, pues se pensaba que si no reconocían la sangre en los otros no se les despertarían las ansias de agredir.




Volver arriba