Accidente con suerte

Son muchos los platillos y postres que han nacido de manera accidental, ya sea por no haber seguido correctamente en ellos la receta o porque ocurrió algo fuera de lo planeado.

El origen de los brownies entra en la primera clasificación. El brownie es un bizcocho con nueces resultado de un accidente culinario, de la equivocación de un chef que olvidó añadirle levadura (responsable de que los pasteles ganen tamaño) al bizcocho de chocolate que estaba preparando.

Preguntarse por qué dio como resultado algo tan bueno está de más, ¿con esos ingredientes cómo no iba a resultar así?

A diferencia del bizcocho que intentaba elaborar el cocinero, el brownie es mucho más compacto, crujiente por fuera, pero tierno y jugoso en su interior.

El origen de este postre se remonta a 1897 en Estados Unidos. Se le conoce como brownie de chocolate o brownie de Boston y está relacionado con amplia variedad de recetas, que van modificando los ingredientes (chispas de chocolate, galleta) y las porciones.

El Día del Brownie

En 2011 se declaró en las redes sociales al 11 de noviembre (11/11/11) como el Día Mundial del Brownie. En Estados Unidos, en 2012 algunos portales de internet proclamaron el 8 de diciembre como la fecha de esa conmemoración y desde entonces han invitado a los amantes de ese chocolatoso postre a escoger su receta favorita y hornearla como más les guste. No hay información precisa del origen de esta efeméride, pero en lo que logramos confirmarla podemos saborear un brownie.-




Volver arriba