Recuerdan a Luis Buñuel en un comic

Recuerdan a Luis Buñuel en un comic

Buñuel es recordado por su gran legado cinematográfico (Foto: Internet)

Buñuel es recordado por su gran legado cinematográfico (Foto: Internet)

México, (Notimex).- El cineasta español Luis Buñuel, artífice de las emblemáticas películas “Los olvidados”, ‘Simón en el desierto’ y “Viridiana”, es recordado, a 31 años de su muerte, con el cómic-book ‘Los Caballeros de la Orden de Toledo’.

Esta novela gráfica que acaba de ser presentada tiene como protagonistas a Salvador Dalí, Federico García Lorca y Luis Buñuel.
Los cómics, escritos por el guionista Javierre con dibujos de Juanfran Cabrera están ideados para publicar cinco números de 32 páginas cada uno, con periodicidad bimestral, en los que se narra el paso de los artistas por la Residencia de Estudiantes de Madrid a principios de los años 20 del siglo pasado.

Luis Buñuel Portolés nació el 22 de febrero de 1900 en Calanda, Turuel, y a lo largo de su carrera dirigió en Francia, España, Estados Unidos y México, pero siempre trabajó con escaso presupuesto y pocos medios materiales, lo cual no fue obstáculo para que creara unos 30 filmes, de los que se decía eran “arte con basura”.

El llamado “Alquimista del Cine” estudió con los jesuitas y posteriormente se licenció en Filosofía y Letras, tras abandonar la carrera de ingeniero agrónomo.

En la residencia de estudiantes de Madrid hizo amistad con el pintor Salvador Dalí y el poeta Federico García Lorca, debido a que su gran afición era la literatura, por lo que conoció a los más importantes literatos del momento y publicó cuentos y poesías. Sus ideas fueron utilizadas por Buñuel en sus películas.

En 1925 decidió dedicarse al cine y viajó a París, ahí trabajó como asistente y ayudante de dirección en tres filmes. Ingresó en la Académie du Cinema de París, y dos años después escribió su primer guión para el primer centenario de la muerte del pintor español Francisco de Goya, pero no se hizo por falta de presupuesto.

Después, rechazó hacer otro guión sobre la obra de Ramón Gámez de la Serna, “El mundo por 10 céntimos”. La influencia de Ramón, a quien conoció en su época de estudiante, se manifestó en su obra, destacando su visión fetichista y el culto por los objetos.

El año clave fue 1928 con la colaboración de Dalí, al crear “Un perro andaluz”, película que fue considerada de manera unánime una de las mejores de la historia y máxima exponente del cine surrealista, aunque en su tiempo fue duramente criticada, incomprendida e incluso prohibida.

Buñuel y Dalí volvieron a colaborar en 1930 en la película “La edad de oro”, que se estrenó en Londres el 2 de enero de 1931. De nuevo el filme fue prohibido durante 50 años y duramente criticada, incluso se habló de excomunión.

En 1932, Buñuel se alejó de la estética surrealista y dirigió “Las Hurdes/tierra sin pan”. Fue censurado porque se le consideró denigrante para España. Hasta 1947, no dirigió ningún filme y se limitó a hacer trabajos como guionista, productor e incluso labores de doblaje de películas americanas al francés y español.

En 1937 escribió para la Paramount el guión “La duquesa de Alba y Goya”, y Dalí pintó su retrato llamado “El sueño”. Además de que el gobierno republicano le encargó la programación cinematográfica del pabellón español de la Exposición Internacional de París.
Para 1941, Buñuel ingresó al Museo de Arte Moderno de Nueva York como productor asociado, donde ocupó con posterioridad otros cargos, hasta que se vio obligado a dimitir, víctima del escándalo provocado por la publicación de una biografía de Dalí.

En 1944, la Warner Brothers lo contrató como director de doblaje en Hollywood, y un año más tarde se trasladó a México, país en el que vivió 36 años. Reapareció en las labores de dirección en 1947 con “Gran casino”, protagonizada por Jorge Negrete y la argentina Libertad Lamarque. La película fue un notable fracaso comercial y le costó tres años de inactividad.

En 1949 estrenó “El gran calavera” con notable aceptación comercial, y en 1950 hizo lo mismo con “Los olvidados”, lo que provocó duros cuestionamientos hacia su persona.

Sin embargo, fue una película con gran éxito de crítica en Europa, a tal punto que triunfó en el Festival de Cannes de 1951, por lo que recibió los premios de Dirección y de la Crítica Internacional.

Posteriormente, contó con el apoyo público de personajes vinculados al mundo de la cultura, entre ellos Octavio Paz, Premio Nobel de Literatura 1990; Iris Barry y Henri Langlois.

Otros filmes que rodó fueron: “El bruto”, “Las aventuras de Robinson Crusoe”, “El”, “La ilusión viaja en tranvía”, “Abismos de pasión” y “Ensayo de un crimen”, que le abrió las puertas en el cine de Francia.

En 1960, Buñuel realizó “La joven”, su segunda película en inglés.

También dirigió la obra ‘Don Juan Tenorio’, en el teatro Manolo Fábregas de la Ciudad de México.

Regresó a España para preparar el rodaje de “Viridiana”, protagonizado por Silvia Pinal, filme con el que obtuvo la Palma de Oro del Festival de Cannes y el Gran Premio del Humor Negro en París.

Los años posteriores filmó y dirigió “El ángel exterminador”, “Diario de una camarera”, “Llanto por un bandido”, “El monje”, “La vía láctea”, “Tristana”, “El discreto encanto de la burguesía”, con la que se convirtió en el primer director español en ganar un Oscar, “El fantasma de la libertad”, “Ese oscuro objeto del deseo” y “Simón del desierto”.

Además, intervino como actor en diversas películas, como “Llanto por un bandido”, de Carlos Saura, y “En este pueblo no hay ladrones”, de Alberto Isaac.

Se casó con Jeanne Rucar, joven francesa a quien conoció cuando estudiaba anatomía en París, y que había sido medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de 1924 en gimnasia artística. Con ella tuvo dos hijos, Jean Louis y Rafael; el primero nació en la capital francesa y el segundo en Nueva York.

En 1980 realizó su último viaje a España y fue operado de la próstata, y en 1981, 50 años después de haber sido prohibida, se reestrenó en París “La edad de oro”.

Ese mismo año fue hospitalizado por problemas de la vesícula, y en 1982 publicó sus memorias, recogidas a lo largo de los años por Carriére y tituladas “Mi último suspiro”.

Luis Buñuel falleció en la Ciudad de México el 29 de julio de 1983 a causa de una insuficiencia cardíaca, hepática y renal provocada por un cáncer.

Sus últimas palabras fueron para su mujer Jeanne: “Ahora sí que muero”. Se mantuvo fiel a su ideología hasta el final. Ese mismo año fue nombrado doctor honoris causa por la Universidad de Zaragoza.

En 2013 que se celebró el 30 aniversario luctuoso del cineasta, tuvo lugar un ciclo de actividades en la capital mexicana en la Cineteca Nacional y la Casa Buñuel, con la proyección del filme ‘El’, de manera gratuita.

Etiquetas:, ,