Los robots son aliados de los periodistas

Crean algoritmos para usarse en el reporte de noticias

WASHINGTON (EFE).- Wall Street los usa para tomar decisiones multimillonarias en cuestión de nanosegundos; la NASA, para detectar meteoritos; la Medicina, para buscar la cura a enfermedades, y ahora lo hace también el periodismo para informar mejor y más rápido.

Son los “robot periodistas” o algoritmos, conjuntos de reglas definidas que permiten a una máquina realizar actividades como las de búsqueda.

Y esta semana están de actualidad, después de que el periódico “Los Ángeles Times” diese la exclusiva del terremoto en California recurriendo a uno de sus robots, preprogramado para ponerse “a trabajar” cuando se produce un temblor.

El padre de la criatura es el periodista y desarrollador Ken Schwencke, creador de Quakebot, un algoritmo diseñado para extraer información del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) cuando hay un temblor e incluirla en una plantilla.

Así que cuando el terremoto sacó a Schwencke de la cama a las 6:25 de la mañana del lunes, la noticia ya estaba escrita y esperando en el sistema a que un editor pulsase el botón de enviar.

Los medios de comunicación en general han sido lentos en adoptar la tecnología, que gana tracción pero está todavía “en pañales” en ese terreno, según explica Chase Davis, editor adjunto del equipo interactivo de “The New York Times”.

“Algunos medios, como ProPublica, están haciendo cosas sofisticadas, pero en general esto está empezando”, admite Davis.

“The New York Times” usa los algoritmos “en formas sutiles” en muchos de sus gráficos interactivos y procesos de análisis de datos.

Sentido de la moda

El periódico creó también un algoritmo que escanea cientos de fotografías durante la Semana de la Moda de Nueva York y genera un gráfico con los colores y patrones de la temporada.

“Es un sistema muy fácil de entender y percibir visualmente”, asegura Davis.

ProPublica, una organización de periodismo de investigación sin ánimo de lucro que encabeza Paul Steiger, ex director del diario “The Wall Street Journal”, se encuentra a la vanguardia en el uso de algoritmos en Estados Unidos. Entre los proyectos que más han dado de qué hablar está uno de “ingeniería inversa” que se usó para investigar el sistema de correo electrónico directo utilizado por el presidente Barack Obama durante su campaña por la reelección y que envía correos u otros en función de la edad, la raza y el nivel adquisitivo de los destinatarios.La agencia The Associated Press ha desarrollado también en los últimos años Overview, una plataforma de código abierto financiada por la Fundación Knight, que permite navegar por grandes cantidades de documentos, como las filtraciones de WikiLeaks sobre la guerra en Iraq y los cables diplomáticos estadounidenses.La plataforma, alimentada por un algoritmo inteligente, permite organizar los documentos por temas y subtemas y visualizarlos, de forma que el periodista puede encontrar exactamente lo que buscaba, contar el número de documentos en cada área o etiquetar categorías enteras para su posterior análisis.Davis resta importancia al temor a que la automatización destruya más puestos de trabajo en una industria en crisis y lo ve como un paso en la buena dirección, que permitirá hacer coberturas periodísticas más sofisticadas y mecanizar las tareas más rutinarias y aburridas.El periodismo se suma así a un campo muy avanzado ya en otras áreas. Esta semana se anunció, sin ir más lejos, que el Centro del Genoma de Nueva York usará la supercomputadora Watson de IBM para diseñar un tratamiento personalizado para pacientes con cáncer cerebral.La potente máquina “demostró” que también tiene talento para la cocina durante el reciente festival multidisciplinario South by Southwest (SXSW) celebrado en Austin, donde recurrió a su enorme base de datos para diseñar recetas innovadoras que se sirvieron en un camión de comida del festival.




Volver arriba