Breves de arte y cultura

 

 

México

“China en mi imaginación”

La exhibición de 103 pinturas infantiles se convirtió en una ventana para que niños mexicanos vean desde su cultura otro conjunto de ilustración tan rica y diversa como la propia, en la muestra “China en mi imaginación”, que está instalada en la Galería de Historia Museo del Caracol.

La muestra es resultado de una convocatoria hecha por la Embajada de la República Popular China en México, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), entre otros, en la que participaron 500 niños de primaria.

De ellos fueron seleccionados 103 trabajos que son los que a partir del lunes se exhiben en ese recinto ubicado en el Bosque de Chapultepec.

El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) informó que durante la apertura de la muestra se entregaron premios y menciones para los ganadores.

Asistieron, el director general de Relaciones Culturales con el Exterior del Ministerio de Cultura de China, Xiang Aiting; la consejera cultural de la Embajada de la República Popular China, Zhang Rui, y el subdirector general de Educación e Investigación Artística del INBA, Jorge Gutiérrez.

El primer lugar fue para Sergio Tonatiuh Cortina, el segundo lo recibió Sandra Galindo Balderas, el tercer lugar fue para Mónica Alejandra Vázquez. También se entregaron menciones honoríficas para Fernanda Torres, Carlos Fernando Ortega y Joel Isaac Ahuatzin.

“El acercamiento de los niños a la cultura del otro país contribuye a la transmisión y desarrollo de la amistad entre ambos pueblos. Esta exposición pone de manifiesto al país de oriente en los ojos de niños mexicanos”, comentó el director general Xiang Aiting.

El funcionario chino destacó que desde el año pasado los presidentes de China y México realizaron visitas mutuas, con lo cual las relaciones bilaterales entre ambas naciones entraron a una nueva fase de rápido desarrollo.

Para finalizar, Jorge Gutiérrez señaló que ambos países tienen historia y diversidad cultural, de ahí que se decidió hacer un concurso de dibujo que se convirtió en una ventana para que los niños se involucraran.

 

En honor a Arnold Córdova

El director de Ediciones Cal y Arena, Rafael Pérez Gay recordó anteanoche a Arnaldo Córdova, politólogo, historiador, investigador, catedrático universitario y autor de esa firma, fallecido el pasado lunes a los 77 años de edad, y le dedicó la sesión celebratoria por el 25 aniversario de esa empresa.

El acto, celebrado en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, dio inicio con esa nota luctuosa. Córdova fue autor de un libro que habla de la historia del Maximato, editado por Cal y Arena, “y acompañó la fundación y creación de esta casa y de una de sus líneas fundamentales, el ensayo histórico”.

Pérez Gay dijo, en otro orden, que invitó a la sesión a tres tipos representativos del mundo editorial mexicano de hoy. José Carreño Carlón, director del Fondo de Cultura Económica, y Francisco Goñi, “gerente de exhibición de Gandhi y hoy en día representante muy sólido de lo que debe ser el librero en México”.

El tercer convidado fue Diego Rabasa, fundador de la editorial Sexto Piso. En 2004 esta editorial obtuvo el Premio Internacional Joven Editor, otorgado por la Feria del Libro londinense y el Consejo Británico, y en 2008 ganó el premio nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural en España, citó Pérez Gay.

El director de la casa festejada se refirió también a que “los libreros mexicanos tienen cierto desprecio por el libro mexicano y una sumisión y sometimiento al libro español; no digo que sea verdad, es sólo lo que yo opino”, subrayó ante quienes abarrotaron la sala concebida para música de cámara dentro del palacio.

Hace 25 años, un grupo de jóvenes conformado por Luis Miguel Aguilar, Sergio González Rodríguez, José Joaquín Blanco, Rafael Pérez Gay y Antonio Saborit, entre otros, fundaron Ediciones Cal y Arena, editorial hoy consolidada como un bastión para la literatura nacional, se informó la víspera en torno a ese festejo.

Esa casa ha publicado libros de escritores como Rubem Fonseca, Carlos Monsiváis y Angeles Mastretta, se mencionó en la mesa donde directivos y colaboradores hablaron sobre lo que su labor ha representado en el devenir de esa casa fundada por escritores que buscaban ver publicados sus propios libros.

Deseaban, igualmente, sacar a la luz las obras que les parecían importantes y trascendentes. “Desde entonces, hemos enfrentado el reto de sobrevivir y existir en el mercado editorial mexicano sin importar las grandes editoriales extranjeras que vienen al país y se convierten en algo atractivo”, dijo Rafael Pérez Gay.

Algunas de las colecciones que posee y por las que se ha caracterizado entre los lectores, son la de “Los imprescindibles de la literatura mexicana”, con autores como Manuel Gutiérrez Nájera; así como la de crónica, con escritores locales como Héctor de Mauleón, Enrique Serna y José Joaquín Blanco, entre otros.

 

Uno de los más leídos

El escritor Franz Kafka, quien hoy es recordado al cumplirse 131 años de nacimiento, trascendió como uno de los autores más destacados de su tiempo y uno de los más leídos en el último siglo.

Franz Kafka vio la primera luz el 3 de julio de 1883 en el seno de una familia judía de clase media de Praga, liderada por Hermann Kafka, quien se desempeñó como tendero.

En su infancia, el pequeño Franz sufrió la pérdida de dos de sus hermanos, acontecimiento que lo convirtió en el hermano mayor, de acuerdo con la biografía del escritor disponible en el sitio en Internet “kafka.org”.

Asistió al Altstädter Staastsgymnasium, un exigente colegio de secundaria para la élite académica, donde fue respetado y estimado por sus maestros; sin embargo, siempre tuvo una aversión por la sociedad instituida, la cual externó al declararse socialista y ateo en su adolescencia.

A lo largo de su vida, Kafka expresó simpatías por los socialistas; asistió a reuniones de los anarquistas checos, antes de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), y demostró interés y simpatía por un sionismo socializado.

Por su condición de judío, el escritor estuvo asilado de la colonia alemana de Praga, a la vez que como intelectual moderno, se encontró igualmente desconectado de su propia herencia judía.

Tiempo después, el destacado escritor entabló amistad con varios intelectuales y literatos judíos alemanes de Praga y en 1902, cuando cursaba Derecho en la Universidad de Praga, conoció al escritor y periodista esloveno Max Brod (1884-1968), quien se convirtió en su amigo, promotor y biógrafo.

Doctorado en 1906, Kafka encontró empleo en una empresa de seguros. No obstante, las largas horas y las exigentes demandas de la Assicurazioni Generali no le permitían dedicarse a su gran pasión, la escritura.

Posteriormente, el joven abogado fue contratado por el Instituto de Seguros de Accidentes de los Trabajadores del Reino de Bohemia, donde permaneció hasta 1917, año en el que padeció tuberculosis, enfermedad que lo obligó a retirarse en 1922.

Caracterizado por su personalidad agradable, inteligente y llena de humor, Kafka se comprometió en matrimonio dos veces con Felice Bauer y más tarde vio frustrado su amor Milena Jesenská Pollak, señala su biografía publicada en el sitio electrónico “biografiasyvidas.com”.

Entre 1913 y 1919, el autor escribió “El proceso”, “La metamorfosis”, “La condena” y publicó “El chófer”, que incorporaría más adelante a su novela “América, En la colonia penitenciaria” y el volumen de relatos “Un médico rural”.

Luego de pasar numerosas temporadas en sanatorios a causa de su enfermedad se trasladó, en 1923, a Berlín, donde se dedicó a la escritura y conoció a Dora Dymant, joven judía nacionalista en la que encontró una nueva oportunidad de enamorarse.

Entusiasmado por su nuevo amor, Franz Kafka regresó a Praga, donde su precaria salud se volvió a deteriorar y murió el 3 de junio de 1924.

 

Traídos por la Guerra Civil

Valiosos grupos de intelectuales, editores, trabajadores de muy diferentes oficios e ingenieros, pero sobre todo de educadores llegaron a México huyendo de la Guerra Civil, afirmó Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, en la inauguración de la exposición “El exilio español en la Ciudad de México”.

El coordinador general de Asuntos Internacionales de gobierno capitalino comentó, momentos antes de abrir la muestra que permanecerá hasta enero de 2015 en el Museo de la Ciudad de México, que estos educadores abrieron varias escuelas que afortunadamente subsisten en esta capital.

Destacó que también se fundaron varias editoriales gracias al arribo de directivos, empresarios de la edición e impresores, que enseñaron un mejor oficio a quienes ya lo desarrollaban en el país.

“También vino gente de todo tipo; mecánicos, agricultores, comerciantes, profesionistas de muy distintas disciplinas, muchos contribuyeron y enriquecieron a nuestras universidades como a la Universidad Nacional Autónoma de México y al Instituto Politécnico Nacional, principalmente, así como a los hospitales”, subrayó Cárdenas Solórzano.

Asimismo, apuntó que esta muestra recupera la memoria histórica de la capital, “una ciudad que se ha construido por el esfuerzo de muchos mexicanos, pero también se ha construido y se ha desarrollado en actividades fundamentales de gente de muchas otras partes, pero no con la entrega e integración absoluta con que la se hizo y lo ha hecho el exilio republicano español”.

En su oportunidad, Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), señaló que cuando esta exposición se presentó en Madrid, España, en 2010, representó una oportunidad para que los españoles conocieran y reconocieran un momento importante de su historia.

“No solamente para México es importante verse a través de España, sino creo que es fundamental para España verse a través de México”, afirmó el funcionario cultural, ante la presencia de Eduardo Vázquez Martín, Secretario de Cultural de la Ciudad de México.

Apuntó que la Guerra Civil permitió que llegaran al país extraordinarias aportaciones no solamente en el campo cultural, sino también de hombres de campo, así como de ingenieros y gente de las matemáticas y de negocios. Sin embargo, siempre se cree que el legado únicamente se concentra en lo cultural.

Por su parte, Miguel Angel Mancera, jefe de gobierno del Distrito Federal, dijo que esta exposición fue un trabajo en conjunto que así debe de reconocerse y señalarse.

“Para la Ciudad de México esto es un momento muy importante porque damos cuenta de un trabajo de continuidad en la esfera de la cultura, hoy con la muestra ‘El exilio español en la Ciudad de México’, que había sido presentada en 2010 en España, pero no había alcanzado una proyección como la que hoy se muestra”, apuntó Mancera.

La exposición, que forma parte del 75 aniversario del exilio español, está conformada por fotografías, libros, objetos personales de refugiados, obra plástica, vídeos, música y documentales.

Paralelo a su exhibición, que durará hasta enero de 2015, se llevarán a cabo actividades musicales, coloquios, conferencias, encuentros y muestras de cine, todos ellos en el torno al exilio español.

 

 

Inglaterra

Un récord para su trabajo

La obra del pintor español Antoni Tàpies “Gran ocra amb incisions” fue vendida en Londres por 1,6 millones de libras (más de 2,8 millones de dólares), lo que supone un récord para un trabajo del artista, informó ayer la casa de subastas Christie’s.

“Gran ocra amb incisions”, vendida por 1.650.500 libras (2.820,705 dólares), fue creada por Tàpies (1923-2012) en 1961 y mide 260 por 195 centímetros.

La obra fue vendida en una subasta celebrada anoche y dedicada al arte contemporáneo.

La obra, que representa un gran terreno con grietas, estuvo primero en manos de Michel Tapié, un influyente crítico y experto en la obra del pintor catalán, además de ayudarle a recibir reconocimiento internacional, pero después pasó a la colección de Viktor y Marianne Langen, según Christie’s.

Tàpies, uno de los principales exponentes a nivel mundial del informalismo, está considerado como uno de los más destacados artistas españoles del siglo XX.

 

 

Francia

Retrospectiva de su obra

El artista vivo más cotizado del mundo, Jeff Koons, tan alabado como controvertido, presentó ayer en París la retrospectiva de su obra que prepara el Centro Pompidou para el próximo noviembre, y que luego viajará al Museo Guggenheim de Bilbao, en España.

La capital bilbaína será, ya en 2015, el tercer y último capítulo de una manifestación inaugurada este 27 de junio en el Whitney Museum de Nueva York, donde se exhibe cronológicamente y de manera exhaustiva el conjunto de la obra de este artista estadounidense, desde sus inicios en los años ochenta hasta la actualidad.

“Feliz de que pueda verse en EEUU, Francia y España”, el creador de iconos del arte contemporáneo como “Rabbit” (1986) o “Balloon Dog” (1994-2000), penetrado por el concepto de “lo hinchable” de principio a fin, subrayó que nunca antes hubo una retrospectiva tan amplia de su obra, “con un corpus tan importante”.

El presidente del Centro Pompidou, Alain Seban, dio por hecho que la muestra será objeto de polémica y también que batirá el récord de asistencia en Beaubourg, donde podrá verse por primera vez en Europa del 26 de noviembre de 2014 al 27 de abril de 2015.

Precisó, no obstante, que pese a haber perdido el centro “diez millones de subvenciones en cuatro años” y tener que dar su importancia a las cifras de asistencia, no fue esta la razón por la que se programó, sino por tratarse de tratarse de una gran obra y de un gran artista.

“Aunque haya ejemplos que demuestren lo contrario, no por estar en la cumbre del mercado una obra carece de interés artístico”, recordó Seban, quien elogió “la coherencia, la constancia de los interrogantes que porta y la extraordinaria vitalidad creativa” del trabajo de Koons, así como la “sinceridad” de su trayectoria.

Una evolución que presentó el director del Museo de Arte Moderno del Pompidou, Bernard Blistène, antes de que Koons resumiese lo aprendido desde que se inició de niño en la venta puerta a puerta, hasta su paso por la sección de abonos del MoMA, que terminó catapultándole al mercado de materias primas y luego al arte.

Si del Pompidou, Koons, “el último de los pop” según Blistène, dijo que era como una “especie de raíz artística” para él, de Francia celebró la conciencia que se tiene de la importancia del arte y puso entre otros ejemplos el almuerzo compartido con el presidente Jacques Chirac durante una de sus muestras colectivas.

“Para mí es importante hacer esta exposición aquí” por ser Francia un lugar fundador de los inicios del arte moderno, donde hubo esa reinterpretación de los clásicos hacia la modernidad, y por “la capacidad de la gente a abrirse a otras sensaciones”, añadió.

Autor de obras tan polémicas como su serie pornográfica “Made in Heaven” (1989-1991), junto a su entonces esposa, Cicciolina, Koons celebró el esfuerzo de “estar en contacto con la alegría de vivir” y lo que quiere decir ser un ser humano y corroboró su intención de seguir trabajando los próximos “treinta o cuarenta años”.

Puso como modelo a Picasso, un artista “que la crítica estadounidense daba por muerto a mediados de los años treinta”, y al que espera emular para seguir teniendo “una vida rica plena, que tenga sentido”, convencido de tener “todavía mucho porvenir” ya que quiere llevar sus límites “aún más lejos”.

Preguntado por su paso por España, este artista que algunos consideran “el rey del kitsch”, subrayó que siempre apoyó su obra, “en particular con el gran ‘Puppy’”, escultura floral de 12 metros de altura, 15 toneladas y forma de pequeño cachorro, sentado a la entrada del Guggenheim de Bilbao desde su inauguración, en 1997.

“‘Puppy’ podrá así encontrar otras obras y formar parte de ellas”, añadió Koons antes de resaltar que además del público, la arquitectura y los espacios donde se expondrán sus tres retrospectivas, también serán diferentes algunos préstamos.

 

 

Portugal

Un colorido aniversario

El centro histórico de Cascais, villa turística marítima a solo 30 kilómetros de Lisboa, se ha llenado de color con un nuevo circuito de arte urbano, realizado por talentos locales de renombre internacional en el marco de las conmemoraciones del 650 aniversario de la Carta de fundación de la villa.

Se trata de seis murales de grandes dimensiones que, bajo la temática de “Cascais”, fueron creados en el ámbito de la primera edición del Festival de Arte Mural Muraliza.

Durante los días de elaboración de los murales, que ya forman parte del patrimonio artístico de la villa, el público pudo acompañar en directo el trabajo de los artistas portugueses Mário Belém, Nomem, Arraiano, Exas, Youth One e Add Fuel, conocidos a nivel internacional.

“La línea de Cascais es indiscutiblemente la cuna de todas las expresiones artísticas urbanas en Portugal”, explicaron los organizadores de Muraliza en un comunicado, en el que resaltaron el objetivo de “renovación” de este estatuto “algo olvidado o desconocido”.

El resultado, del que pueden disfrutar todos los visitantes de la villa, es “una exaltación de las innumerables y únicas características, leyendas, patrimonio y personalidades de esta región”, así como “un nuevo punto de interés turístico y cultural de la ciudad”, añade la nota.

El clima, las playas, el paisaje y la variada oferta hotelera y gastronómica de Cascais, con unos 35,000 habitantes, han convertido la villa en uno de los destinos turísticos portugueses más apreciados por nacionales y extranjeros.

 

 

Fuente: EFE y Notimex




Volver arriba