Beneficios para la salud ósea masculina

Beneficios para la salud ósea masculina

Casarse de 25 años o más propiciaría huesos más fuertes

MIAMI (HealthDay News).- El matrimonio podría ser bueno para la salud ósea de los hombres, pero sólo si se casan cuando están a mediados de la veintena o después, sugiere un estudio reciente.

Investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) analizaron datos de 300 hombres y 340 mujeres, y hallaron que los hombres que se casaban por primera vez después de cumplir los 25 años de edad tenían huesos más fuertes en comparación con los hombres que se casaban antes.

También encontraron que los hombres en matrimonios o relaciones de convivencia estables que no se habían separado ni divorciado antes tenían mayor fuerza ósea que los que habían sufrido el rompimiento del matrimonio.

Los hombres en relaciones estables también tenían huesos más fuertes que los que nunca se habían casado, según el resultado del estudio, que aparece en una edición en línea de la revista “Osteoporosis International”.

No se hallaron vínculos similares entre la salud ósea y el matrimonio o la convivencia en las mujeres. Pero hubo evidencia de que las mujeres con parejas que las respaldaban tenían huesos más fuertes en comparación con aquéllas cuyas parejas no las apreciaban, apuntan los especialistas de la UCLA.

Ésta es la primera vez que el historial y la calidad del matrimonio se ha vinculado con la salud ósea, asegura la autora principal del estudio, la doctora Carolyn Crandall, profesora de Medicina de la UCLA. “Se sabe muy poco sobre la influencia de los factores sociales (aparte de los socioeconómicos) sobre la salud ósea”, comenta.

“La buena salud depende no sólo de las conductas sanitarias, como mantener una dieta saludable y no fumar, sino también de otros aspectos sociales de la vida, como las historias vitales del matrimonio y la calidad de las relaciones”, añade.

Estrés

Casarse a edad más temprana podría ser nocivo para la salud de los hombres debido al estrés de tener que mantener una familia tan pronto, plantean los investigadores. Los que se casan jóvenes tienden a tener un nivel de educación más bajo y trabajos con peor salario, apuntan.

El próximo paso en esta área de investigación es precisar con exactitud la forma en que el matrimonio afecta a la salud ósea, señala el equipo de la UCLA.

Aunque los investigadores hallaron una asociación entre el estado civil y la salud ósea, no probaron causalidad.




Volver arriba