Madrugada de "Luna Roja"

Madrugada de “Luna Roja”

El eclipse se ve sin problemasen la Península

6lunas1

Yucatán fue uno de los lugares privilegiados donde el primer eclipse de Luna del año pudo verse en su totalidad la madrugada de ayer.

El fenómeno, conocido también como “Luna Roja” por el tono que adquiere el satélite, pudo verse en su máximo esplendor entre la 1:07 y 2:25 de la madrugada.

Sin embargo, fue a las 10 de la noche con 54 minutos del lunes cuando comenzó el fenómeno. A esa hora, explica Eddie Salazar Gamboa, catedrático del Instituto Tecnológico de Mérida, se inició la fase penumbral, cuando la Luna ingresa a una zona donde el Sol no está completamente eclipsado por la Tierra y en la que pierde brillo.

A las 23:58 horas la Luna empezó a entrar al cono de sombra, también conocido como umbra. A la 1:07 de ayer martes ya se encontraba ahí por completo, con lo que se produjo el eclipse total, que se mantuvo hasta las 2:25.

Una vez que la Luna empezó a salir de la umbra, el eclipse volvió a ser parcial hasta las 3:33 y luego penumbral hasta las 4:38.

Eddie Salazar recuerda que los eclipses totales de Luna siempre han estado rodeados de mitos y una de las costumbres más arraigadas relacionada con el fenómeno es hacer ruido con latas para evitar que la Luna sea engullida y ocurran desastres.

También se recomienda a las mujeres embarazadas no rascarse, pues se cree que, de hacerlo, cuando nazca el bebé tendrá una chivaluna donde la mamá se tocó.

Eddie Salazar añade que la “Luna Roja” sirvió para calcular la fecha de la muerte de Cristo, pues, según las Escrituras, cuando Jesús fue crucificado se registró ese fenómeno y, según cálculos astronómicos, eso sucedió el 3 de marzo del año 33, fecha de un eclipse parcial en que el satélite quedó medio rojizo.

El eclipse de ayer es el primero de cuatro totales -una tétrada- que ocurrirán a intervalos de seis meses aproximadamente, un fenómeno poco común. Los siguientes serán el 8 de octubre de este año, y el 4 de abril y 28 de septiembre de 2015.- Jorge Iván Canul Ek




Volver arriba