Richter y Polke reúnen sus aclamadas pinturas después de casi medio siglo

 

LONDRES (EFE).- Unas icónicas obras de los dos célebres pintores alemanes de la posguerra, Gerhard Richter y Sigmar Polke, se vuelven a reunir después de 48 años en una exhibición de la casa de subastas Christie’s de Londres.

Se trata de una exhibición de 65 obras, procedentes de coleccionistas privados, que abrirá mañana al público y podrá ser vista hasta el 7 de julio.

Titulada “Polke/ Richter- Richter/ Polke”, la muestra retoma el espíritu de la primera realizada conjuntamente por los dos artistas en la exhibición de 1966 en la galería “h” de Hannover (Alemania).

“Esta es la primera vez que se puede ver a estos dos artistas juntos en una exhibición desde 1966 cuando hicieron la exhibición en Hannover y estos dos son probablemente los artistas alemanes más importantes de la posguerra”, declaró hoy a Efe Kenny Schachter, comisario de la exposición.

“Polke murió en 2010 y es el protagonista de una retrospectiva que se acaba de inaugurar en el museo de arte moderno MoMa de Nueva York”, agregó Schachter.

Aclamadas obras como “Flemish Crown” de Richter o “Bavarian” de Polke (1941- 2010) se encuentran en la exhibición como testimonio de la íntima amistad de los dos artistas que permitió mostrar su radicales enfoques hacia la pintura.

Repartida en tres pisos, la muestra recorre en sentido cronológico las obras más emblemáticas de los artistas desde 1966 hasta la muerte de Polke.

Ambos exploran los límites de la abstracción y de la figuración a través de obras que destacan por sus colores, del blanco y negro, pasando por el verde hasta el amarillo.

Richter (1932) y Polke fundaron en 1966 el denominado “Realismo capitalista”, una vuelta de tuerca al realismo social alemán envuelto en preocupaciones económicas, sociales y culturales de posguerra junto con la creación del muro de Berlín en Alemania.

Pertenecientes a la Academia alemana de arte de Düsseldorf, crecieron en una época de ruptura cultural y social en la que la realidad se desechó a favor de una total abstracción en el arte.

“Tomamos la exhibición de 1966 como el punto de partida para seguir su trabajo en las siguientes décadas. Su amistad disminuyó y tomaron diferentes caminos aunque ambos se mantuvieron fieles a su creencia de la pintura como el medio necesario (para expresarse)”, indicó Francis Outred, jefe de la sección de Posguerra y arte contemporáneo de la casa Christie.

“Pese a los diferentes caminos que tomaron, su arte y sus ideas se superponen de manera interesante”, agregó Outred.

El catálogo que escribieron juntos en 1966, que se ha traducido por primera vez al inglés para esta exhibición, marcó la última colaboración de los artistas antes de que Polke se encaminara hacia obras con exageradas distorsiones gracias a técnicas reprográficas, mientras que Richter eligió un camino más clásico.

Las experimentaciones de Polke con bases transparentes para sus cuadros o de lienzos pintados por ambos lados, se presentan en la exposición con ejemplos como la serie de “Lanterna Magica”.

Por su parte, Richter, considerado uno de los pintores contemporáneos más prestigiosos, trata de reflejar la realidad y la búsqueda de la verdad con románticos paisajes como su “Kleine Strasse”.




Volver arriba