Piden ayuda a Valls e Hidalgo para salvar el taller de Picasso en París

Piden ayuda a Valls e Hidalgo para salvar el taller de Picasso en París

 

PARÍS (EFE).- Una petición apoyada por intelectuales como el escritor Fernando Arrabal o el publicista Jacques Séguéla apela al origen español del primer ministro francés, Manuel Valls, y de la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, para salvar el taller de París donde el malagueño Pablo Picasso pintó el “Guernica”.

“Ustedes nacieron en España y eligieron vivir en Francia y París. Es también en París donde Picasso pintó el cuatro más importante del siglo XX, el ‘Guernica’, en un estudio de dos pisos en donde vivió desde 1937 a 1955”, reza la carta difundida hoy por “L’Opinion International”, cabecera especializada en el diálogo cultural.

La carta, que apoyan intelectuales como la actriz Charlotte Rampling, el arquitecto Jean-Michel Wilmotte, el periodista Patrick Poivre d’Arvor o el músico Bernard Lavilliers, entre otros, se refiere al barcelonés Valls y a la gaditana Hidalgo como “herederos singulares de ‘Guernica’” cuyos “destinos caminan sobre los pasos de Picasso”.

Les piden que se movilicen para salvar el taller de Grands-Augustins, que la justicia arrebató el pasado julio a una asociación cultural para entregárselo a sus propietarios desde 1925, la Cámara de Ujieres de Justicia Local (CHJP).

Quienes intentan salvar el estudio temen que pueda convertirse en “una residencia hotelera de lujo”, según indican en la misiva.

Durante la última década y hasta su reciente desalojo, el Comité Nacional para la Educación Artística (CNEA) había ocupado la histórica buhardilla a título gratuito, a cambio de su rehabilitación y de la organización de actos culturales.

Pero ese contrato expiró en 2010 y los 250 metros cuadrados situados a unos pasos del Sena donde el maestro cubista pintó su tela más célebre y sus legítimos dueños recurrieron a la justicia para recuperar el local.

Los signatarios de la misiva, como previamente intentó la CNEA, persiguen que el edificio se proteja a través de su inscripción como lugar de interés histórico.

En ese sentido, creen que la reunión en la que la comisión regional de patrimonio examinará esa posibilidad el próximo 13 de mayo es la última oportunidad para “conservar ese lugar único de la historia del arte” donde Picasso alumbró ese óleo antibelicista que hace alusión al bombardeo de la localidad vizcaína el 26 de abril de 1937, durante la Guerra Civil española.

El cuadro, un encargo de la República Española a Picasso, se dio a conocer en la Exposición Internacional de 1937 en París y fue custodiado durante cuatro décadas por el Museo de Arte Moderno de Nueva York hasta que, atendiendo a la voluntad del artista, llegó a España en 1981.

Desde se expone desde 1992 se expone en el Museo Reina Sofía de Madrid.




Volver arriba