"Padres dolientes" de Käthe Kollwitz recorren Europa

“Padres dolientes” de Käthe Kollwitz recorren Europa

"Padres dolientes" de Käthe Kollwitz recorren Europa

“Padres dolientes” de Käthe Kollwitz recorren Europa

MÉXICO, D.F.  (Notimex).- Las esculturas ‘Padres dolientes’ de la arista alemana Käthe Kollwitz, quien es recordada mañana que se cumplen 147 años de su nacimiento, se han convertido en icono del dolo y sufrimiento de la Primera Guerra Mundial (1914-1918).

Es por ello que a 100 años del inicio de este conflicto bélico catastrófico, se han creado varias replicas de estas obras, que la artista plástica creó luego de que la guerra le arrebatara a uno de sus hijos, las cuales han iniciado una itinerancia por Europa.

De acuerdo con información difundida en el portal de Internet ‘elmundo.es’, las replicas recientemente llegaron al cementerio de Vladslo en Bélgica, e iniciarán un viaje por escenarios de sangrientos de las batallas en Alemania, Polonia y Bielorrusia, hasta el cementerio de Rzhev, en Moscú.

Käthe Kollwitz vio la primera luz el 8 de julio 1867 en Königsberg, en Prusia Oriental; hija del pintor e ilustrador Karl Schmidt (1884-1976) desde temprana edad mostró habilidades para el arte, mismas que fueron estimuladas por su progenitor.

En 1881, la pequeña Käthe inició su formación artística bajo la tutela de Rudolf Mauer (1845-1905), apuntan los datos de la pintora publicados en el portal de Internet ‘biografiasyvidas.com’.

Tiempo después, en 1885, se trasladó a Berlín, donde ingresó a Kunstlerinnenschule (Escuela de arte femenina) y conoció al pintor suizo Karl Stauffer-Bern (1857-1891), quien la animó a desarrollar un especial interés por la obra de Max Klinger (1857-1920), que se convirtió en su principal influencia.

De regreso a Königsberg en 1887, inició su producción pictórica y en los años siguientes, se matriculó en la Kunstlerinneschule de Munich, en la que recibió clases de Ludwig Herterich (1856-1932).

En 1891 se casó con el doctor Karl Köllwitz y se trasladaron a Berlín, donde se establecieron en uno de los barrios más pobres de la capital, lo que influyó en su obra.

Al año siguiente nació su hijo Hans y en 1896 Peter, de acuerdo con su cronología disponible en el sitio de la artista ‘kaethe-kollwitz.de’.

En el periodo siguiente, la pintora alemana se dedicó a la producción artística, cultivando especialmente el dibujo y el grabado; a esos años corresponde su famosa serie de aguafuertes, ‘La revuelta de los tejedores’.

Entre 1898 y 1903, Kollwitz ingresó a la Kunstlerinnenschule de Berlín, donde impartió clases de arte y creó su serie ‘Guerra de los campesinos’.

Los siguientes años para la artista representaron aprendizaje, pues se dedicó a realizar varios viajes, que influenciaron su obra, tales como su visita a París, Francia, de 1904 a 1907, en la que se relacionó con Auguste Rodin (1840-1917) y con Theophile Steinlen (1859-1923).

Tras el estallido de la Primera Mundial y la muerte en combate de su hijo Peter, creo los ‘Padres dolientes’, esculturas que mando a colocar en la tumba de su hijo.

Pese a su constante y pública oposición a la guerra, Kollwitz fue nombrada, en 1919, miembro de la Academia Prusiana de las Artes y se convirtió en la primera mujer en ocupar una plaza en esa institución, en la cual permaneció hasta su forzada dimisión en 1933.

Posteriormente, trabajó en un grabado en madera en conmemoración dedicado a Karl Liebknecht (1871-1919), un socialista revolucionario, asesinado en 1919, y en la serie ‘Guerra y proletariado’.

Con la ascensión al poder de los nazis, fue víctima de la hostilidad que caracterizó al régimen nacionalsocialista frente a los artistas de vanguardia, el cual entre 1937 y 1944 destruyó su estudio con la práctica totalidad de su obra durante los bombardeos aliados.

Previo a su muerte, ocurrida el 22 de abril de 1945, Käthe Kollwitz creó su última serie, ‘Muerte’, la cual a través de ocho litografías parece preludiar su deceso y el de su marido.

Etiquetas:, ,