Nicolas Le Riche dice adiós a la danza en la Ópera de París

Fotografía facilitada por la Ópera de París del bailarín Nicolas Le Riche en un momento de la coreografía neoclásica "Le Jeune Homme et la Mort", de Roland Petit.- (EFE/Icare/Opéra national de París)

Fotografía facilitada por la Ópera de París del bailarín Nicolas Le Riche en un momento de la coreografía neoclásica “Le Jeune Homme et la Mort”, de Roland Petit.- (EFE/Icare/Opéra national de París)

PARÍS, Francia.  (EFE).- El bailarín estrella Nicolas Le Riche, uno de los más aclamados intérpretes en la historia de la Ópera Nacional de París, se despide hoy de esta institución con una gala especial en el Palacio Garnier, que será difundida en directo por internet y en varias salas de cine.

Este artista de técnica y expresión artística perfecta, que entró a los 16 años en el Cuerpo de Ballet de la Ópera parisina, donde alcanzó su más alto nivel, el de Estrella, en 1993, resumirá esta noche treinta años de espectáculos, encuentros y recuerdos de actuaciones inolvidables.

La velada recorrerá algunas interpretaciones míticas de Le Riche, de 42 años, considerado el más brillante intérprete de su generación, inclasificable por la enorme y variada paleta de su repertorio, del más clásico al contemporáneo, excelente en piezas neoclásicas como “Les Forains”, de Roland Petit.

Obra, esta última, que el todavía niño Le Riche bailó en los inicios de su formación en la Escuela de Danza de la Ópera de París, en 1982, y con cuya “Entrada de los feriantes” dará hoy la bienvenida a su público.

Seguirán, entre otros, el solo “Tamborcito” de “Le Bal des cadets” de David Lichine; otro de sus recuerdos escolares, y la “Danza Árabe” del segundo acto de “Raymonda”, obra del legendario Rudolf Nureyev, uno de sus primeros papeles ya en el seno de la compañía.

El programa de esta velada única para la que no hay entradas desde hace meses se cerrará con el famoso “Boléro” de Maurice Ravel coreografiado por Maurice Béjart, a quien Le Riche ofreció una de sus mejores y mas sensuales interpretaciones.

Justo antes de dar a su noche este apoteósico broche final, brillará en “Incitatus et Caligula”, fragmento de la que fue su primera gran coreografía para la Ópera de París, “Caligula”, estrenada en 2005.

“La participación excepcional” de Sylvie Guillem, Matthieu Chedid y Guillaume Gallienne, subrayó la Ópera, marcará igualmente esta despedida en la que actuarán las otras Estrellas de la compañía, sus Primeros Bailarines, el Cuerpo de Ballet y los alumnos de su Escuela de Danza.

El espectáculo podrá verse en directo en la página web de la Ópera Nacional de París, y en tres salas de cine UGC, mientras que el canal cultural franco-alemán Arte lo difundirá ulteriormente.

Para el premio Benois de la Danza en 1995, el más importante de la profesión, caballero de la Legión de Honor francesa y Oficial de la Orden de las Artes y las Letras francesas, su adiós en el Palais Garnier es también el seguimiento de una carrera coreográfica en la que debutó en 2003 con “RVB 21 (Rouge, Vert, Bleu, 21 minutes).

A esta pieza para doce bailarines creada en el Centro Coreográfico Nacional Ballet de Lorraine, siguió “Caligula” y, en 2008, “Echo”, un espectáculo para el Anfiteatro Bastille de la Ópera de París, en el que danza, música, pintura y fotografía dominan la escena conjuntamente.

Tras su despedida de la Ópera Nacional, una de las más esperadas apariciones de Le Riche será el próximo 4 de noviembre, como bailarín, coreógrafo y director artístico de una gala en la que tiene “carta blanca”, dentro del “Festival Transcendanse”.

Un evento que abrirá en septiembre el Ballet Nacional de Noruega en el Teatro de los Campos dirigido por Jirí Kylián, y en el que en enero de 2015 actuará la Compañía Nacional de Danza (CND) de España, dirigida por José Martínez, compañero Estrella de Le Riche durante años.- (Por María Luisa Gaspar)

Etiquetas:, ,