La relación entre las ruinas y el arte se exhibe en la Tate Britain

 

LONDRES (EFE).- La presencia de las ruinas en el arte y sus distintas interpretaciones desde el siglo XVIII hasta la actualidad se recogen en una muestra inaugurada hoy en el museo Tate Britain de Londres, a orillas del Támesis.

La exposición “Ruin Lust (Ansia de ruinas)”, que se podrá visitar en esa galería desde mañana hasta el 18 de mayo, recoge la “fascinación por las ruinas, curiosos objetos de deseo que seducen con su decadencia y destrucción”, según el museo.

El gusto popular por las ruinas que conquistó a artistas, escritores y arquitectos en el siglo XVIII se muestra en un primer salón de la exposición, decorado con obras de los pintores ingleses J.M.W. Turner (1775-1851) y John Constable (1776-1837), que “convirtieron a Gran Bretaña en paisajes pintorescos en ruinas”.

Entre los artistas contemporáneos presentes destacan los artistas escoceses Eduardo Paolozzi, descendiente de italianos y que presenta en Londres la cabeza del “David” de Miguel Ángel resquebrajada y con los pedazos unidos con cuerdas, o el poeta y escultor Ian Hamilton Finlay.

Los escombros que dejaron la Primera y Segunda Guerra Mundial en la capital británica también están recogidos en la muestra, con las fotografías de Paul Nash de fragmentos de arquitectura surrealista de 1930 y 1940 y las de Jon Savage, sobre un Londres desolado a finales de los 70.

La exposición dedica una habitación a la artista Tacita Dean, de 49 años, que presenta una instalación visual llamada “Kodak 2006” en la que explora cómo las imágenes se van convirtiendo en ruinas según se vuelven obsoletos los métodos de filmación y fotografía.

Abierta al público desde 1897, la Tate Britain contiene la mayor colección de arte británico del mundo, desde 1545 hasta la actualidad, con unas 500 obras de artistas como Francis Bacon, Damien Hirst, David Hockney, Gwen John, Stanley Spencer, L.S. Lowry o J.M.W Turner.




Volver arriba