La faceta como profesor de Kandinsky se exhibe en la Bauhaus de Berlín

 

BERLÍN (EFE).- Los materiales originales que usó el pintor abstracto Wassily Kandinsky en sus once años como profesor en la escuela alemana de arte Bauhaus, se exhiben desde mañana y hasta septiembre en la sede de Berlín de este prestigioso centro.

Los ejercicios de sus alumnos, los libros de enseñanza que usaba en sus clases y multitud de bocetos, acuarelas y artículos conforman la muestra sobre el artista ruso que se presentó hoy en la sede de la escuela en la capital alemana.

Esta es la primera vez que pueden verse estos ejemplares originales de manera conjunta, provenientes del Centro Pompidou de París, el Getty Research Institute de Los Ángeles y la propia Escuela Bauhaus.

“Ningún otro profesor de la Bauhaus fue activo durante tanto tiempo como Wassily Kandinsky”, explicó hoy en la presentación de la muestra Annemarie Jaeggi, directora del Museo Bauhaus de Berlín y añadió que “con sus clases y su personalidad carismática ejerció una enorme influencia en sus estudiantes”.

El artista, considerado uno de los pioneros de la pintura abstracta, fue profesor de la escuela alemana Bauhaus de 1922 a 1933, primero en la sede de Weimar (centro de Alemania), luego en Dessau (este) y finalmente en Berlín.

En sus clases transmitió a sus alumnos sus ideas sobre las escalas de color o la composición a la vez que fue desarrollando sus ideas sobre la teoría del arte y su técnica personal.

La comisaria de la exposición, Angelika Weissbach, aseguró en un recorrido por la exposición que Kandinsky era un “profesor tolerante y dialogante con sus alumnos”, como puede verse en las correcciones y anotaciones que se enseñan en la muestra.

“Además, sus clases eran optativas por lo que no todos sus alumnos se convirtieron en pintores, sino que atraía a estudiantes de todas las especialidades”, añadió Weissbach.

La Bauhaus es la escuela de artes y oficios en que se gestó el diseño y la arquitectura moderna y en la que enseñaron otros grandes artistas como Josef Albers, Oskar Schlemmer, Moholy-Nagy, Mies Van de Rohe o Marcel Breuer.




Volver arriba