El vestuario, un lenguaje visual

Las prendas de la ópera, trabajadas con antelación

Adriana Ruiz Rosales y Vilma Arceo Espadas con algunas de las prendas que se usará en la ópera
1 / 5


La quinta Montes Molina fue el lugar donde las diseñadores de las prendas de la ópera compartieron con el Diario el vestuario de una mujer y un hombre de La Cenicienta, que la OSY presentará
Vilma Arceo
Adriana Ruiz Rosales y Vilma Arceo Espadas con algunas de las prendas que se usará en la ópera
Algunas de las joyas que usarán los participantes de la ópera La Cenicienta, ya que la historia está ambientada en el siglo VXIII
Acomodan detalles de un vestuario


La época en la que se sitúa la historia, el personaje y el intérprete son tomados en cuenta para la creación de los diseños de la ópera La Cenicienta, pues todo esto es fundamental para crear el vestuario perfecto que sea complemento de todo lo demás, y es que los colores, las formas, los detalles hacen que “el vestuario hable”.

Así lo considera Adriana Ruiz Rosales, diseñadora del vestuario de la citada ópera, que la Orquesta Sinfónica de Yucatán (OSY) presentará como cierre de la 21 temporada de conciertos.

Telas como shantung de seda, listones, moños, encajes, todo esto en una paleta de colores pastel, predominan en el vestuario que usarán los participantes del montaje.

Señala que el concepto que se manejó en el vestuario fue ver a los personajes como figuras de porcelana, en un estilo acorde a la época en la que está situada la historia original, que es del siglo XVIII.

Resalta la belleza como símbolo de la bondad, pues es esta última la que se exhalta en la historia.

Acorde con la persona

Una gama cromática que abarca toda la paleta de colores en tonalidades pastel es de la que se valió la diseñadora para crear el vestuario acorde a cada personaje.

Destaca que antes de comenzar su trabajo siempre pide fotografías de los que portarán el vestuario, pues éste debe ser acorde al personaje y al intérprete.

Los textiles usados son en su mayoría shantung de seda y brocados, varios de éstos importados de Nueva York, e incluso se mandó a imprimir una tela exclusiva.

Cada personaje se identifica por un color, por supuesto, no se trata de que vista de un sólo tono, sino que en cada vestuario hay una tonalidad que siempre esta presente, como el rosa y el lila en las hermanastras, y el paja y oro en Angelina (Cenicienta).

El coro se distingue por el uso de estampados “French country” que dan la idea de platos de porcelana.

En lo general hay un predominio en los detalles, con el uso de listones, moños y bordados, al estilo rococó.

Vilma Arceo Espadas, de “Todo Danza”, es la responsable de la confección del vestuario, una tarea en la cual se requiere un entendimiento con la diseñadora, para interpretar lo que quiere lograr con el vestuario.

Son poco más de 50 vestuarios los que confeccionan en tiempo récord, pues aunque desde enero pasado se comenzó todo el proceso, fue apenas en el mes de abril que iniciaron la confección de las prendas.

El vestuario buscan que sean un lenguaje adicional, que expresa mucho de lo que no se dice.- Iris Margarita Ceballos Alvarado

Etiquetas:, ,