El Macay celebra en grande

La Ruptura, con la proyección que nunca antes tuvo

Carlos García Ponce y Elba García Villarreal, directores del Museo y de la Fundación Cultural Macay, en el escritorio de Fernando García Ponce

La celebración real de los veinte años del Museo de arte Contemporáneo Ateneo de Yucatán (Macay, el 29 de abril) es el nuevo discurso que va a tener el museo a raíz de que recibiera el nombre de Fernando García Ponce-Macay, convirtiéndose en “el” museo del movimiento de La Ruptura en México, el que al fin le dará la proyección internacional que necesita.

Así lo considera el director del recinto, Carlos García Ponce, hermano del artista que ahora nombra el museo.

En entrevista por los veinte años del recinto, en la que también estuvo presente Elba García Villarreal, directora de la Fundación Cultural Macay, García Ponce explica la necesidad de que hubiera un Museo representativo de La Ruptura en México.

“Hay tres museos en México que tienen el nombre de los artistas originales de La Ruptura: El Manuel Felguérez, pero sólo es de arte abstracto, por lo tanto no puede ser el foro del movimiento en México; el José Luis Cuevas, pero aunque éste se inicia con La Ruptura luego se separa del movimiento. Entonces el tercero es Fernando García Ponce, que fue una parte importante de La Ruptura”, explica el director del Macay.

El Macay se vuelve Fernando García Ponce-Macay a sugerencia de Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, “para que así el museo del Gobierno del Estado fuera el foro de La Ruptura, algo que luego festejó en su discurso la inauguración de las exposiciones por los veinte años del Museo el gobernador de Yucatán, Rolando Zapata Bello”.

La Ruptura, un movimiento que cambió no sólo las artes visuales sino la música y la literatura, “fue más importante que el movimiento de los impresionistas en Francia”, considera García Ponce.

Centro Virtual

Como parte importante de su nuevo discurso, el Museo Fernando García Ponce-Macay contará con el primer Centro de Información Virtual de La Ruptura, “que será una fuente importantísima en todo el país”, indica.

El acceso al Centro será a través de la página en internet del Macay (www.macay.org); el primer lanzamiento está programado para noviembre de este año.

El Centro está en fase de documentación.

“El Centro será de acceso libre y gratuito para todo público, atendiendo a los intereses de artistas, museos, investigadores o universidades”, explica Diana May Tetzpa, coordinadora de Comunicación Social del Macay.

“Se ofrecerá un panorama general del movimiento, desde sus antecedentes con la Escuela Mexicana de Pintura hasta su desarrollo, los artistas de las diferentes generaciones de La Ruptura, sus alcances en la música o la literatura o los jóvenes que están produciendo con influencia de este movimiento”, agrega.

Habrá material descargable gratuito, como entrevistas, vídeos, textos en formato PDF o conferencias.

“Próximamente vendrá Teresa del Conde a dar una conferencia al Macay y hablará de Fernando García Ponce y La Ruptura”, adelanta Diana May. En el futuro se publicarán colaboraciones de personas de otras partes del mundo y que estén interesadas con la labor del Centro, y se tendrá suscripciones gratuitas para estudiosos, que podrán acceder a material exclusivo sobre La Ruptura.

Llenará un vacío

Sobre a qué se debe el vacío de un Centro de Información de este tipo hasta ahora en la República Mexicana, Carlos García Ponce recuerda que dos hechos acabaron con La Ruptura: el movimiento estudiantil de 1968, que hizo que toda la apertura inicial del gobierno a las nuevas expresiones artísticas se cerrara, por lo que lo que los jóvenes artistas hicieron el Salón Independiente, y Confrontación 66, muestra donde se dio cabida, en el Palacio de Bellas Artes a una nueva generación de creadores que dejaba atrás el folclorismo.

“El cambio en el arte se inicia en México a principios de 1950 con tres o cuatro galerías que exponían un arte no nacionalista; el gobierno permitió que entraran otras aguas y convocó al Premio de la Esso, el primer lugar lo ganó un artista abstracto, Fernando García Ponce, en 1964, y en un museo oficial, el de Arte Moderno (MAM) que inauguró López Mateos; el segundo lugar lo ganó otro artista abstracto, Lilia Carrillo, esto se interpreta como una oficialización en el arte”, explica.

Pero luego, tras movimientos como el del 68, el gobierno volvió a apoyar a artistas como Rivera, Siqueiros, Orozco “y se cuela un Mickey Mousse”, dice Carlos García Ponce: Frida Kahlo.

“Son los artistas que tienen proyección internacional y no los de La Ruptura, y hasta hoy, 2014, si Francia pide una exposición mandan a Diego y Frida”.

El Museo

Además del Centro de Información Virtual de La Ruptura, se procurará tener anualmente en el Museo Fernando García Ponce-Macay una exposición de los artistas originales del movimiento. Se abarcará a las tres generaciones de La Ruptura, desde José Luis Cuevas hasta Julio Amador, pasando por Castro Leñero y Macotela.

“Además habrá una sala permanente de lo que llamo los pre-rupturistas: Rufino Tamayo, Günther Gerzo, Carlos Mérida, Mathias Goeritz, Wolfgang Paalen y Juan Soriano”, adelanta Carlos García Ponce.

Otra sala estará dedicada a los artistas de La Ruptura, como Manuel Felguérez, Vicente Rojo, Lilia Carrillo, Fernando García Ponce, José Luis Cuevas, Vlady, Alberto Gironella, Vicente Rojo y Enrique Echeverría. La sala se complementará con textos de su “defensor” literario, el escritor Juan García Ponce, hermano de Fernando y del director del Macay.

Logros

En estos veinte años de labores, Carlos García Ponce destaca varios logros del Macay, como traer exposiciones de artistas de todo el mundo; educar a la niñez mediante programas como “Un día en el Macay”, “El Macay va a las comunidades” y la escuela itinerante de arte “Ximbilarte”, que celebra cinco años.

Recientemente se creó, con apoyo del Gobierno del Estado, la apertura de 25 espacios culturales, comenzando por el oriente de Yucatán.

Cada uno de estos espacios, comenta el director del Macay, contarán con diez o doce pinturas del acervo del Museo y cien libros donados por la Uady, el Conafe y Conaculta. “En 2018 se espera tener 105 espacios culturales”.

Tras la incursión en Twitter y Google Art del Macay, para Elba García Villarreal el reto del Museo es que los jóvenes se interesen por visitar el espacio físico del Museo, “y no sólo se queden en la parte virtual”.- PATRICIA GARMA MONTES DE OCA

Cifras | El Museo Macay, en 20 años

1852

artistas locales, nacionales e internacionales han presentado sus obras.

1’836,948

Visitantes en total

715

Exposiciones temporales

60,625

Alumnos han participado en “El Macay va a las comunidades”

100%

Del Estado cubierto por la escuela itinerante de arte “Ximbilarte”, en 105 municipios.

275,903

Alumnos de 3,097 escuelas han visitado el Museo, y de 291 comunidades y comisarías.

45,849

Niños han participado en sus talleres y cursos de verano




Volver arriba